15:21 h. Martes, 16 de julio de 2019

Estalló el bloque de Cambiemos

DURO CRUCE  |  12 de abril de 2019 (01:21 h.)
Más acciones:

Una discusión por un supuesto malentendido respecto a la organización de un encuentro que el Bloque de Concejales de Cambiemos tuvo con el Intendente Municipal, pone al desnudo las tensiones domésticas que comienzan a vivirse en la alianza de cara a las próximas elecciones. Lo que podría parecer sólo una cuestión de desentendidos, terminó en un duro cruce verbal entre el presidente del Concejo Deliberante, Ingeniero Jorge Muela, y el presidente del bloque de concejales de Cambiemos, Lisandro Herrera. Muela le reprochó al jefe de la bancada no haber sido debidamente notificado de la reunión que mantendrían con el Jefe Comunal y Herrera le respondió que la notificación había sido cursada a todos los integrantes del bloque por igual. Los intercambios de palabras subieron de tono, a tal punto que el dirigente radical le recriminó a su excompañero de partido, hoy militante PRO, que él pasa demasiado tiempo fuera de la ciudad. Herrera se estaba refiriendo a los habituales viajes que Muela realiza a la provincia de Mendoza donde tiene un emprendimiento vitivinícola, y que según el presidente del bloque oficial lo lleva a desatender algunas de sus obligaciones como máxima autoridad del cuerpo deliberativo. 

Pero nada termina ahí. Según una calificada e inmejorable fuente de la sociedad PRO/RADICAL, más allá de algunos malestares que reinan en el bloque de legisladores locales, las tensiones se agravan a medida que se acercan los tiempos de definiciones para la renovación de bancas. Justamente Jorge Muela, Graciela Rodríguez y Marcos Scally son los tres concejales Pro a quienes se les vence el mandato y no cuentan con el aval para la reelección que debería darles el jefe político de ese espacio, Marcelo Daletto. La intención del diputado provincial es renovar los tres nombres, siempre reservados a personas de ese sector amarillo. En esa línea, es candidata firme a llegar al deliberativo, la actual consejera escolar arquitecta Patricia Colacilli, también y a pesar de los impedimentos legales por razones de edad, Daletto quiere ver sentado en una de esas tres bancas a su hijo político favorito, el actual consejero escolar Alejandro Cieri y el tercer lugar sería para el exautomovilista Roberto Tito Urretavizcaya.

Los radicales miran atentos mientras hacen sus propias cuentas ya que las rencillas de sus aliados pueden caerles como anillo al dedo. La reelección que pretende Jorge Muela podría obligar a Aiola a ceder el primer lugar en la lista de concejales y el eventual privilegio del casillero uno en la sucesión del ejecutivo, cosa que podría ocurrir en un segundo mandato. Por eso, en los pasillos del palacio nadie descarta que la decisión de bajar a Muela la toma el diputado Daletto pero a condición de cobrar ese favor que permite despejar la línea sucesoria.