19:47 h. Lunes, 20 de Mayo de 2019

A la espera de una respuesta, Red Solidaria abrió su propio CAI

Desde hace seis años el CAI (Centro de Actividades Infantiles) de la Escuela Nº 27 -un programa que baja de Nación- funcionaba los sábados como un lugar de encuentro entre vecinos dispuestos a colaborar y niños y niñas que se acercan a almorzar y compartir la tarde. Desde la Red Solidaria esperaban respuestas sobre la continuidad del programa, pero finalmente les confirmaron que no se aprobaría y decidieron hacerlo por su cuenta.

CAI CLUB DE AMIGOS INSEPARABLES  |  13 de Mayo de 2019 (09:57 h.)
Más acciones:

“Nos parecía que los noventa chicos que asisten todos los sábados tenían que seguir teniendo el espacio de desayuno, almuerzo y actividades recreativas y educativas de contención” dijeron integrantes de la Red a Cuatro Palabras.

Lo cierto es que los jóvenes que integran la Red estuvieron esperando un par de semanas para ver qué pasaba con el CAI, “nos confirmaron que el programa estaba cerrado y que no se iba a abrir, pero sí nos comentaron que se iba a abrir Patio Abierto, un programa muy similar al CAI pero que no tiene fecha aún, por eso quisimos apurarnos para que los chicos en el mientras tanto no pierdan el espacio, desde acá hasta que termine el año”, contaron. 

Con la participación del mago Ezequías y la batucada Orus, el último sábado se realizó en la casa de la vecina Sara Marcelli la primera jornada del CAI -Club de Amigos Inseparables-. 

Marcelli, que desde hace ocho años lleva adelante un ropero comunitario, propuso realizarlo en su casa y desde ese momento se definió su organización. 

“Vamos a seguir haciéndolo cada sábado -hasta que se abra el programa nacional-, lo vamos a seguir realizando en un lugar que nos permita ordenarlos y que sea seguro, por eso las instalaciones de la escuela son muy necesarias”, explicaron. 

Todo lo necesario se consigue a través de donaciones realizadas por vecinos, “Esto lo podemos hacer gracias a la comunidad, que de una manera u otra siempre está presente y nos permite poder acercarles un plato de comida a los chicos que lo necesitan, Chacabuco es muy solidario”.