• 10:33
  • domingo, 24 de octubre de 2021

“Es probable que nuestros votos se dispersen”

Marcelo Seal, excandidato a concejal de la lista Juntos PRO, esperará a que pase noviembre para definir cómo sigue su carrera política. En diálogo con Cuatro Palabras hace un balance de su primera campaña, y asegura que “los votos de nuestra lista tuvieron que ver con la confianza hacia los integrantes, decir uno más uno es dos, es difícil, es muy probable que los votos se dispersen”. Además, se mete en la discusión sobre la planta de trabajadores del Estado, y la privatización de los servicios: “No podemos seguir echándole la culpa a los gobiernos anteriores, llega un tiempo en que uno tiene que ver cómo resuelve, y pensar soluciones”. 

 

“Es probable que nuestros votos se dispersen”

-¿Cómo sigue la post campaña?
-La campaña es agotadora, en un mes y medio hicimos un montón, armamos un equipo que trabajó. Hay autocríticas, porque nos faltó un poco más de trabajo, tiempo, pero las expectativas colmaron bastante. Ahora más tranquilos, charlando con algunos de los candidatos. 


-¿Se van a sumar o se sumaron a la campaña de Juntos?
-Hasta el momento no hemos participado de ningún acto de campaña, sí hemos tenido charlas con Alejo Pérez, con el Intendente, y también hemos charlado con otros partidos, siempre lo dijimos, hablamos con todos. Nos faltó picardía política, poder económico, pero hemos tenido también mucho apoyo. El grupo se fortaleció, y seguimos pensando en tener un candidato PRO para el 2023, que pueda llevar a cabo las ideas y los proyectos que tenemos.
 

¿Qué saldo te dejó este primer paso por la política partidaria? 

En lo personal, muy positivo, la gente nos votó a nosotros, a los candidatos que integrábamos la lista. Nos ha faltado el tiempo y la economía para hacer campaña. Luchamos contra monstruos, sintetizando, son partidos que tienen una estructura, una dinámica. Además fuimos a una interna con listas integradas con funcionarios, y a nosotros se nos hacía más difícil. La gente nos acompañó y nos dio empuje. Vamos a ver cómo seguimos después de noviembre.  

 

-Desde el oficialismo aseguran que los votos de Juntos por separado, son propios. De hecho los celebraron la noche de las PASO; el peronismo dice que esa suma no es matemática, ¿qué opinás vos?

-Soy sincero, creo que los votos no son de nadie. Lo que sí sé es que los votos de nuestra lista tuvieron que ver con la confianza hacia los integrantes de nuestra lista, y a Diego Santilli. Decir uno más uno es dos, es difícil. Muchos nos dicen “te votamos, ahora vamos a ver qué hacemos en noviembre”. Es difícil decir de quiénes son esos votos, es muy probable que se dispersen. El que se cree dueño de los votos, es un hipócrita, la gente te presta el poder solo por un rato, y es la que decide. 

 

-¿Hace falta plata para hacer política?

-Sin duda. El que diga que no, miente. Uno puede caminar pero hasta poner un cartel, sale unos cuantos pesos. Hicimos donaciones con gente que nos vino a ver porque necesitaba algo, por eso no lo hicimos público. 

 

-En el primer reportaje que diste a este medio hablaste de la crisis habitacional, contaste que le habías acercado al Ejecutivo una propuesta para impulsar un plan de viviendas para efectivos de la policía bonaerense en Chacabuco, que fue rechazado. Ese proyecto lo tomó Darío Golía, reconoce que fue tu iniciativa y va a tramitar la construcción de viviendas…

-Lo dije en su momento, le traje la idea a Víctor, pero pudo llevarse a cabo. Queríamos impulsarlo nosotros. Darío lo vio en los reportajes, él conoce a Nora Delucía, y tuvo contacto. Me llamó y le dije que no tenía problema, que la idea es que todos juntos trabajemos por Chacabuco. Otros proyectos que tenemos, se los vamos a acercar a los concejales del PRO. Me alegro que Darío lo impulse, pero va a ser un trabajo en conjunto, de los concejales y del intendente. Las viviendas son inaccesibles para los trabajadores. 

 

-¿Qué pasa con la organización institucional del PRO?

-Estamos esperando que pase noviembre, hemos tenido una charla con Jorge Muela y Marcelo Daletto, con ellos está todo acordado, estábamos trabajando juntos antes de las elecciones. Con la otra gente, no hemos tenido otras conversaciones. Tenemos que pulir cosas que pasaron durante la campaña. Algunas diferencias, son cosas que uno sabrá si las puede olvidar o no. Siempre estuvimos abiertos al diálogo. De todos modos, no voy a borrar lo que dije hasta ahora, era otra lista oficial, donde el 99% eran radicales y funcionarios, no eran del PRO. 

 

-Después de una fuerte discusión paritaria, se discutió la posibilidad de que se privaticen los servicios públicos y se instaló el debate, ¿qué opinión tenés?

-Si se hace como corresponde, y la gente no pierde su trabajo, se puede pensar. Hay que ver si funciona bien en otras ciudades, y copiar si realmente funciona. Si se privatiza y se deja gente sin trabajo, ya te digo que no. Pero si la gente que está trabajando es tenida en cuenta, puede ser bueno para la ciudad porque el Intendente podría manejarse mejor si la gente no le cumple. No hay que largarse a decir “hay que privatizar”, tampoco es barato el servicio. 

 

-El trasfondo es también una discusión que no se salda, sobre la sobredimensión de empleados municipales…

-No podemos seguir echándole la culpa a los gobiernos anteriores. Llega un tiempo en que uno tiene que ver cómo resuelve, en soluciones. Si hay un exceso de personal, hay que ver cómo se administra la cantidad de gente, para que el Municipio funcione como tiene que funcionar. No hay que ocupar cargos que no rinden, o meter gente que no cumple funciones por deudas políticas. Hay que achicar la planta a medida que se van jubilando, pero a la gente que trabaja, hay que tenerla bien, con sueldos miserables no se les puede exigir nada. Hay que sentarse a charlar con la gente. 

 

-¿Vas a ser candidato en el 2023?

-Sí, si se dan las circunstancias, quiero ser Intendente. No lo voy a decidir yo, está el partido, la gente.