15:20 h. Jueves, 22 de agosto de 2019

El regreso de las colas en el BAPRO

VOLVER AL PASADO  |  09 de agosto de 2019 (14:52 h.)
Más acciones:

A pesar de los avances tecnológicos y los sofisticados sistemas que parecen encenderse con las maquinarias de última tecnología, por momentos todo se vuelve inútil y la cita obligada es un paseo por el túnel del tiempo. Justamente, durante los primeros días de cada mes, en que crece la afluencia de clientes y público en general en la sucursal local del Banco Provincia, la caída de algunos sistemas operativos obliga a volver al viejo sistema de esperar parado hasta que llegue el turno. Extremadamente rudimentario, en un instante pasamos de la tecnología del numero electrónico, a esperar que un agente de policía cumpla la doble tarea de vigilancia y ordenar quién puede pasar a la zona de cajas. Esto es así porque la nueva normativa obliga a los bancos a tener sus cajas separadas de la vista del público y por lo tanto los empleados no tiene la posibilidad de controlar desde su ubicación el acceso de los vecinos que esperan ser atendidos. La banca pública es tan cara como la privada, ademas no prioriza poner el dinero al servicio de la producción y el comercio y tampoco se caracteriza por tener una atención de calidad con sus clientes, aunque es justo resaltar el esfuerzo que diariamente realiza el personal para hacer las cosas más amables.