17:37 h. Domingo, 26 de enero de 2020

El apocalipsis del “sistema”

Al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, le esperan -sólo en los próximos seis meses- vencimientos de deuda externa por dos mil millones de dólares. Durante este mes de enero, tiene que pagar casi 800 millones de billetes verdes. El endeudamiento sin límites, la bomba financiera que María Eugenia Vidal le dejó a su sucesor, está engarzada en la lógica de los ideólogos de la deuda global, algo más letal por ahora que la tan mentada tercera(para algunos cuarta) guerra mundial.

OPINIÓN Por Gustavo Porfiri  |  15 de enero de 2020 (11:02 h.)
Más acciones:

Hacia noviembre de 2019, el multimillonario estadounidense Raymond Dalio (“Ray” para los más cercanos), vaticinaba que el sistema económico global se está moviendo hacia un "cambio de paradigma" mientras se agrava la distancia entre los ricos y los pobres.

Este señor es el fundador, copresidente y codirector de inversiones de la firma de inversiones Bridgewater Associates, uno de los fondos de cobertura más grandes del mundo. Según el ranking de Bloomberg, en junio de 2019, Ray ocupaba el lugar 58 en la lista de las personas más ricas del mundo.

Sabiendo de qué habla, don Dalio es un crítico duro de la situación financiera global. Sostiene que el dinero es gratuito para los solventes porque los inversores que se lo prestan "quieren recibir de vuelta menos de lo que dan", y explica el porqué del fenómeno creciente de las tasas de interés bajas o negativas en diversos lugares del mundo, donde los inversores concentran enormes fondos procedentes de bancos centrales que buscan en vano impulsar la actividad económica y combatir la inflación.

Además, según este experto en finanzas, existen demasiados déficits gubernamentales y la tendencia es que se multipliquen aún más. Esto obligaría a los estados a seguir ampliando su cartera de deuda, los fondos destinados a comprar esos bonos para financiar los déficits, saldrían de los bancos centrales, que comprarán la deuda con dinero impreso sin respaldo, es decir con dinero “fiat”.

1971. Una fecha de quiebre

Recordemos, antes de avanzar, de qué se trata el dinero fiat. En latín, el vocablo significa “hágase” o “que así sea”. La moneda fiat, entonces, tiene ese nombre porque existe por decreto, por orden de la autoridad que gobierna. No se puede cambiar por oro o plata, por ejemplo. No tiene un respaldo físico. Este invento monetario tiene fecha de nacimiento el 15 de agosto de 1971, cuando el presidente estadounidense Richard Nixon tomó la decisión de acabar con la convertibilidad del dólar(que hasta ese momento estaba respaldado en oro) lo que puso fin -por desgracia mundial- a la era del “patrón oro”.

Volvamos a mister Dalio. El hombre asegura que si los grandes bancos centrales siguen emitiendo para comprar más deudas de estados en quiebra, todo irá peor. Su pronóstico no es bueno: "Esta dinámica que tira por la ventana la prudencia financiera continuará y, probablemente, se acelerará particularmente en los países que cuentan  con divisas de reserva para respaldar sus monedas", augura.

Una espiral que arrastra personas

Como “daño colateral” de este bucle financiero nocivo, Ray prevé la falta de fondos para cumplir con obligaciones en el sistema de pensiones y salud pública. Nosotros lo criollos conocemos algo de esto: recortes sociales, suba de impuestos y más impresión de dinero. La consecuencia recontra experimentada es la profundización de la brecha social, la amplitud de la grieta entre pobres y ricos.

Al respecto, Dalio anticipa: "Cada vez más capitalistas ricos se mudarán a lugares donde la brecha social y conflictos sean menos severos y los funcionarios gubernamentales se esforzarán más para detener a esos grandes tributarios". Ante semejante panorama, el multimillonario sostiene: "el sistema que buscaba hacer que el capitalismo funcione bien para la mayoría de personas ha fallado".

Capitalistas sin capital

Max Keiser y Stacy Herbert conducen Keiser Report, un gran programa de televisión dedicado al universo financiero que se emite por la cadena rusa RT. Respecto de estas deformaciones extremas que presenta el capitalismo actual, estos analistas hacen referencia, en una de sus apariciones más recientes, a que algunas de las mayores empresas de la última década que cotizan en el mercado bursátil estadounidense no poseen un patrimonio real.

"La única forma que tienen esas empresas zombis de mantenerse a flote es mediante inyecciones o transfusiones de capital. Lo que pasa es que, gracias a su capacidad de influencia, por ejemplo a la hora de hacer que los intereses estén bajos o incluso en niveles negativos, controlan un gran porcentaje del índice bursátil S&P 500, expulsando a otras empresas que sí que son económicamente viables", opina Max.

Además sugiere que el dólar estadounidense tiene "un valor negativo" y esto ha creado un "mercado absurdo" en el que las "mayores empresas carecen de cualquier tipo de valor contable tangible".

Según los conductores del programa, las políticas económicas adoptadas por la Reserva Federal de EE.UU., como la financiarización, la desmaterialización o los intereses negativos, han provocado que la moneda norteamericana esté "en las últimas". (Juyamo, Mendieta…)

Del laberinto se sale por arriba

En un fragmento de “Laberinto de Amor”(1936) poemario dedicado a su esposa María Zoraida Barreiro, Leopoldo Marechal escribió: “Señor –le dije-, clavo la rodilla y la frente,

pero, ¿cómo salir de la noche doliente?”. Y respondió: “En su noche toda mañana estriba: de todo laberinto se sale por arriba”.

Quizá por estas horas “de noche” los versos de Marechal puedan inspirar al gobernador bonaerense y a los funcionarios nacionales que están atrapados en la inmensa telaraña de deuda que dejaron los cambiantes. Como fuere(y como asegura Ray Dalio), está visto que este sistema no da para más y que cada día que pasa sin que encontremos una alternativa, es una jornada perdida contra el hambre, la pobreza y el resto de las miserias que el capitalismo ha engendrado.