01:28 h. Viernes, 22 de Septiembre de 2017

Cuatro Palabras

Demoras en la finalización de la primera etapa

La discusión en torno a la la calidad, precio y contratación de la carpintería generó demoras en la terminación de la primera etapa. En estos días se debe adjudicar la segunda etapa de la construcción de la tercer ala del hospital municipal licitada el 31 de agosto pasado. Dudas en la Secretaria de Obras Publicas.

TERCER ALA  |  08 de Septiembre de 2017 (02:34 h.)
Más acciones:

El planteo de la contratista Trimax SRL respecto a los ajustes de precio por cambio de calidad de carpinterias generó demoras en la finalización de la construcción de la primera etapa de la tercer ala del Hospital Municipal. A tal punto que en los próximos días se deberá adjudicar la segunda etapa, según la licitación realizada el 31 de Agosto pasado.

La mejor oferta fue la de la empresa ZZ Construcciones SRL, por un monto de 8.678.505,25 pesos, lo que significa casi un 4 por ciento menos que el presupuesto oficial. La segunda propuesta fue precisamente de la empresa que ejecuta la primera etapa -Trimax SRL- que estuvo en más de un 9 por ciento por encima del presupuesto oficial. Según fuentes del gobierno municipal, desde el área de Obras Públicas se mira con recelo la falta de antecedentes en construcciones de centros de salud de la empresa que presentó el mejor precio. La empresa argumentará, con buen criterio, que el pliego de bases y condiciones nada decía al respecto. En cualquier caso, al gobierno lo seduce la idea de poder pagar menos de lo estimado pero le preocupa que finalmente la contratista no pueda asumir las obligaciones y dejen la obra sin terminar. 

Vale recordar que la primera etapa se está ejecutando por la empresa TRIMAX SRL, la que en su momento también cotizó por debajo del presupuesto oficial y -excepto la discución en torno a la carpinteria-, en promedio, los trabajos llegaron a buen puerto. El gobierno deberá resolver de inmediato evitando la judicialización del proceso licitatorio.

Malabares

Teniendo en cuenta que el gobierno provincial ha girado varios millones de pesos menos de lo comprometido en materia de obras públicas, y las demandas de ajuste precios por parte de las empresas, se podría complicar el desenvolvimiento financiero de algunas obras. Esto lo aseguró ayer un secretario del intendente Aiola. “Tenemos que cuidarnos porque se demoran los plazos licitatorios y la ejecución de los trabajos mientras que la inflación sigue impactando sobre los precios y desacomoda los presupuestos; vamos a tener que hacer malabares para que nos alcancen los fondos”, comentó el funcionario.