Dos decretos de necesidad y urgencia 

cuatropalabras.com.ar  |  16 de marzo de 2020 (09:55 h.)

Los efectos del COVID-19 en la ciudad 

Alineado con las normativa vigentes de Nación, Provincia y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, el Intendente Víctor AIola firmó dos decretos de que replican a nivel local las medidas implementadas en el país por un plazo de quince días, y sanciona su incumplimiento. 

El decreto Nº 166 declara necesario restringir todo acto, reunión o acontecimiento de carácter artístico, musical o festivo mayor a doscientos asistentes, además establece la reducción de la capacidad de ocupación en un cincuenta por ciento, que no podrá superar los doscientos (200) asistentes para todas las actividades que se desarrollen en templos o establecimientos como boliches, bares, restaurantes, salas de teatro, cine, salas de juego, centros culturales de gestión privada, y todo otro tipo de establecimiento en los que se realicen convenciones o congresos. 

Para los gastronómicos exige separar a más de un metro la mesa de los consumidores, garantizar alcohol en gel en todas las mesas, utilizar manteles y servilletas descartables o desinfección de mesa adecuada cada vez que cambien los comensales, extremar medidas de higiene. 

En tanto, para los comerciantes las medidas son: Extremar la desinfección en probadores y ámbitos de alta circulación, garantizar alcohol en gel, intensificar medidas de higiene.

Y para las empresas de transporte público se exige la desinfección de los vehículos diariamente y la disposición de alcohol en gel para pasajeros. El articulo Nº 7 del decreto dispone las sanciones para el incumplimiento de esta normativa con suspensión o quita de la habilitación municipal para funcionar y/o demás normas legales correspondientes. 

Las medidas anteriormente mencionadas pueden ser prorrogadas o ampliadas conforme se desenvuelva la situación sanitaria.

Licencia para posible portadores 

 Por otra parte, el decreto 167 otorga una licencia de carácter excepcional a todas aquellas personas trabajadoras del sector público provincial, que hayan ingresado a la Argentina desde países confirmados con Coronavirus (COVID-19). La licencia establecida no afectará la percepción de las remuneraciones normales y habituales, como así tampoco de los adicionales por Ley o Convenio. El o la trabajadora deberán poner en conocimiento a su superior jerárquico y deberán acreditar su situación con comprobante de ingreso al país (pasaje o certificación). 

Más acciones: