• 12:21
  • sábado, 19 de septiembre de 2020

Cumplir cuarenta en cuarentena

Ayer se cumplió un nuevo aniversario de la fundación del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Chacabuco. El actual edificio fue inaugurado un 13 de septiembre de 1980 y le tocó cumplir los 40 años, en contexto de cuarentena. El presidente de la Comisión Directiva, Gustavo Díaz Palacio, recibió en un vivo exclusivo a Diario Cuatro Palabras Digital y relató la manera especial en la que se vivió esta fecha, sin la posibilidad de realizar los tradicionales festejos que se realizan en la institución. 

Cumplir cuarenta en cuarentena

"Antes de que existiera este edificio, los bomberos de Chacabuco no eran voluntarios, sino que  pertenecían a Policía y tenían su cuartel en la avenida Alsina, entre Olavarría y Alberdi”, comienza relatando Palacio, quien nos invitó a realizar un recorrido didáctico por el cuartel mostrando diferentes adquisiciones que han podido ir haciendo gracias a los aportes de la comunidad y al trabajo de la Comisión y de los bomberos. “Todavía tenemos el primer coche bomba de la institución, que es una verdadera reliquia”, destacó señalando un camión KB5 Internacional, de la década de 1940, lustrado, digno para exhibir en cualquier museo. Pero aclaró que más allá de su antigüedad “es mantenido en condiciones para estar no sólo impecable para desfiles sino que, si la situación lo requiriera, estaría disponible y en condiciones óptimas para ir a cubrir una emergencia. Y si fuera menester, también se llamaría a la vieja guardia, a los muchachos de la reserva, para que lo condujeran y participaran en cualquier siniestro o eventualidad”, expresó. Respecto al significado que la sociedad local le da al importante rol de los bomberos, indicó que “salvan tanto vidas como bienes, y su desinterés y vocación son reconocidos por los chacabuquenses en su conjunto. Pero si tuviera que elegir para resumirlo en una sola palabra, a este cuartel lo definiría con la palabra solidaridad, y lo digo no solamente por lo que nosotros damos desde acá sino por lo que la comunidad en su conjunto le da a bomberos”, manifestó. Por otra parte, el presidente de la Comisión reconoció que “este año nos toca celebrar en un contexto especial, desde el 19 de marzo que arrancó la cuarentena, estamos trabajando con protocolos preventivos para evitar los contagios. Se viene al cuartel lo menos posible, cuando hay una emergencia; está todos los días activo las 24 horas, pero a puertas cerradas”, dijo. Además, Palacio recordó a Luis Trotta, integrante histórico de la Comisión, quien perdiera la vida 15 días atrás en la ruta. “Para nosotros es una fecha muy emotiva y especial también a raíz de la pérdida de un verdadero amigo. Luis era la única persona que estaba en la Comisión Directiva desde la creación de este cuartel de bomberos, cuarenta años ininterrumpidos”, recordó emocionado. “También nos quedamos con la sensación de que no pudimos concretar una rifa muy grande que teníamos pensada hacer desde principio de año, para estos 40 años. Terminamos haciendo una rifa muy corta, de cuatro meses: septiembre, octubre, noviembre y diciembre. Es una rifa para subsistir, llegar a fin de año e ir pensando el 2021 financiero y económico de la institución. Si está complicado para las empresas, imaginen para una institución que depende la solidaridad de la comunidad; planificar el próximo año va a ser complicado y complejo”, finalizó.