• 22:18
  • viernes, 10 de julio de 2020

“Si no cumplen, volveremos a fase cuatro”

A poco de iniciarse la transición a la fase cinco adaptada, Víctor Aiola habló con Cuatro Palabras de los riesgos e implicancias de este nuevo tiempo. Se refirió a la actitud del exintendente Horacio Recalde, al caso Vicentín y a los inminentes anuncios nacionales de una cuarentena más estricta. En relación a la posibilidad de recibir pacientes de distintos puntos de la provincia, Aiola aseguró que hay disposición de parte del Municipio, mientras que no sean covid-positivos, pero de todas formas abre una pregunta a la población: ¿Qué pasa si mañana hay un brote en Chacabuco y los que necesitamos derivar pacientes somos nosotros?. 

Por Martina Dentella /

“Si no cumplen, volveremos a fase cuatro”

Hay algunos vecinos que manifiestan cierto enojo con la actitud de Horacio Recalde por el incumplimiento de la cuarentena. Su profesión y su paso como intendente, ¿no lo comprometían a tener otro tipo de conducta?

Soy sincero, cuando informé por mi rol de Intendente, ni sabía que él estaba ahí, pero no hubiese cambiado mi decisión. Yo hablé con el Dr. Recalde, todo bien. Es muy respetuoso, no creo que lo haya hecho con ningún sentido. Conociéndolo, no ha tomado ninguna determinación personal, como un vecino más, actuó sin querer faltarle el respeto a nadie. 

Ese día se manifestaban contra la expropiación de Vicentín, dijiste que podrías estar de acuerdo o no, y hasta hiciste referencia a que podría llegar a ser un sector que te votó, en ese sentido, ¿considerás que el caso Vicentín sería el inicio de una expropiación masiva del Estado, o un atentado contra la libertad como manifiestan desde algún sector?

-No, yo me he manifestado cuando la senadora provincial Felicitas Beccar Varela, de la Cuarta Sección, había dicho que se ayudaba a empresas para poder expropiarlas. Yo había dicho que no me parecía correcta esa expresión. Pienso que el caso de Vicentín, es una empresa privada, familiar, argentina, está muy bien eso, pero se le ha prestado mucho dinero de parte del Estado nacional, la empresa tiene un capital que es menor a la deuda que tiene. Está bien que la justicia actúe, y que sea intervenida, que se le devuelva el dinero al Estado nacional y después que se ponga a la venta. Eso me parece correcto, yo no entiendo la macroeconomía, pero yo hubiese hecho eso. El Estado debe cobrarse lo que la empresa le debe. Después también hay que investigar, muchas veces se colocan banderas y no se analiza en lo profundo, hay que analizar qué dinero se le dio, para qué se le dio. Si estaba dentro de lo normal, y ver las cosas como son, porque es plata de todos los argentinos. 

El secretario de Salud plantea que las camas del Hospital son para pacientes de Chacabuco, ¿se contradice con tu decisión de ser solidario con otros intendentes?  

El gobernador sacó un decreto que dice que para aquellos intendentes que lo necesiten, podría llegar a pagar dos mil pesos para pacientes covid no hospitalarios. Por lo tanto las camas de internación no están en discusión, sí los hospitales de campaña. Con respecto a traer pacientes con coronavirus a ciudades donde no hay, epidemiológicamente no está bien, lo dijo el propio jefe de gabinete de la Provincia. 

Sí pienso que el sistema de salud debe ser solidario y prestar ayuda en el caso de que la pueda prestar. 

Lo que yo propongo es poder recibir, si es necesario, pacientes que no tengan coronavirus, con otras patologías, y poder dejarles lugar libre a aquellos que esten desbordados, siempre y cuando nosotros tengamos lugar para pacientes de Chacabuco. Y también proponemos que los Municipios tengan sus propios hospitales de campaña para poder aislar. 

Sabemos que el porcentaje de infección en el personal que cuida y hospitalario es de un 15%, 22%, y se puede crear un riesgo. 

De todas formas, muchas personas hacen análisis desde la pasión, lo emocional, y por una cuestión de temor. Pero ¿qué pasa si mañana hay un brote en Chacabuco y los que necesitamos derivar pacientes somos nosotros?. Ojalá nunca lo necesitamos, pero la solidaridad debe existir más allá de las fronteras. Obviamente que primero tenemos que pensar en los vecinos de Chacabuco. 

Los tratamientos con plasma aparentemente está dando buenos resultados en varios pacientes, ¿las personas recuperadas de coronavirus de Chacabuco donaron plasma? 

Como todo lo que ocurre en está pandemia, desde el centro de control de enfermedades de Estados Unidos dicen que cuando una persona se infecta con coronavirus el cuerpo genera anticuerpos para esa infección. Entonces un paciente recuperado, busca los anticuerpos, y si dona y los pasa a un paciente con coronavirus, van a proteger, supuestamente. Lo que no se sabe a ciencia cierta si los anticuerpos duran un día, una semana, una hora o un año. Está en investigación. Son estudios que hay que evaluar en grandes masas poblacionales para ver si verdaderamente surte efecto. 

En la provincia de Buenos Aires hay varios proyectos para donar plasma, pero es todo un tema porque se necesitan traslados a centros de mayor complejidad. Después tienen que hacer cuarentena otra vez. Algunos han permanecido más de sesenta días aislados, recuperándose, y cuesta convencerlos. Lo analizamos obviamente y los concientizamos, pero depende cada persona, muchas veces están agotados de estar sesenta días. Desde lo económico, desde lo social, lo humano, cuesta un montón. 

Mañana se espera un anuncio del estado nacional para una cuarentena un poco más estricta, este anuncio llega a la par de la flexibilización en Chacabuco, ¿no creés en el impacto negativo de un retroceso cuando ya se concedieron ciertas libertades?

Lo han dicho ministros nacionales y provinciales, cuando llegáramos a 2500 casos de contagios por día, iba a empezar a colapsar el sistema de salud de la provincia. Hoy el día cerró con más de 2600 casos, entramos en una escalada que aumenta exponencialmente, pero nosotros desde nuestra ciudad por el trabajo que ha realizo la gente tenemos la posibilidad de estar en una fase que libere algunas actividades, porque es importante lo que sucede en este tiempo puertas adentro y lo económico social. Pero a mayor libertad, mayor riesgo y mayor responsabilidad individual.

Esto es una prueba, porque también tenemos a las ciudades vecinas atravesando momentos difíciles, con personal de salud en cuarentena como el caso de Chivilcoy. Salto tiene más de cuarenta casos también, Bragado debió volver a fase cuatro. 

Las próximas tres semanas van a ser muy complicadas, y vamos a darnos cuenta de que lo veíamos en otros lugares del mundo lo vamos a vivir acá. Ojalá que me equivoque. 

Si me preguntás como médico, lo ideal es que te quedes en tu casa, que la gente no salga, o lo haga si es estrictamente necesario. Yo seguiría de esa manera hasta la primera semana de septiembre, y después, mientras no haya vacunas, continuaría con el distanciamiento social. Pienso que falta mucho para salir de esto. Si lo consideráramos una tormenta, estamos con la punta del avión entrando a la zona de turbulencia. 

No te gustan las avivadas, te ocupás de repetirlo. Está mañana hubo una masiva inscripción al Club de Pesca, ¿qué opinión tenés al respecto?

Tenemos que tener en cuenta que con más libertad hay más riesgo. Yo pido que sean responsables, los controles van a ser estrictos, cuando no cumplan o hayan avivadas, vamos a volver a la fase anterior. No hay lugar para que algunos hagan cosas que no tienen que hacer porque estamos hablando de vida. 

 El Consejo Social dejó de funcionar, ¿las áreas del Municipio que prestan asistencia están sobrecargadas?

En fase cinco no era necesario quizás el esfuerzo de tanta gente, porque lo podía hacer Desarrollo Social, obviamente acompañado de todas las fuerzas vivas y sociedades de fomento. De todas maneras, se puede reactivar si fuese necesario y de forma inmediata. 

Hubo una escalada de la violencia doméstica en Chacabuco en el último tiempo, permanentemente tiene que intervenir la policía, y en algunos casos el área de Salud, ¿cómo están funcionando los mecanismos de contención del Estado?

Estamos muy atentos. De hecho estamos trabajando con personal de UNICEF, con respecto al abuso sexual infantil y maltrato. Los niños no tienen sistema educativo presencial, y los maestros y profesores no tienen forma de hacer un seguimiento. Ahí nos damos cuenta que la educación no solo es importante en la transmisión de conocimiento, sino también en otros factores. Cuidan de nuestros hijos viendo comportamientos y detectando abusos, maltratos, falta de cuidado y otras cosas. 

Lo que ocurre puertas adentro es tan importante como la pandemia. Todo lo que es consumo de alcohol, abuso de sustancia, maltrato infantil, violencia de género aumenta, es una realidad. El aislamiento genera cambios en el compartimiento, o exacerbación de comportamientos inadecuados o patológicos.