05:59 h. Sábado, 21 de septiembre de 2019

  Una cuestión de prioridades 

EDITORIAL  |  13 de septiembre de 2019 (02:46 h.)
Más acciones:

El 27 de octubre los chacabuquenses decidirán quién es el próximo intendente. Del resultado de las PASO se desprende que será una elección reñida. El Frente de Todos superó por unos 400 votos a Víctor Aiola, si es que la suma de las dos fuerzas fuera matemática pura. De cualquier modo, en ambas tiendas reconocen que la elección será pareja. En el medio, se mete la cuestión electoral de la Cooperativa Eléctrica que renueva su Cuerpo de Delegados una vez al año. Esta vez será el 5 de octubre. Vale apuntar desde que, desde que asumió Aiola, en tres ocasiones se disputaron los cargos de dicho cuerpo, en donde el peronismo logró mantener la conducción de la comercializadora de energía local. En esas tres últimas elecciones, un sector del radicalismo marginal o periférico,(junto a vecinos de otras pertenencias políticas o independientes) han librado la batalla aunque la han perdido en todos los casos, la última por paliza. Esta elección tiene la particularidad de que Ricardo Ciminelli, beneficiado por esos triunfos, terminó siendo el candidato de consenso y unidad del peronismo de Chacabuco. Con esos tres resultados consecutivos reforzó identidad y visibilización. 

En las últimas horas, algunos operadores cercanos a Víctor AIola han insinuado que sería estratégicamente recomendable bajar la opositora Lista Violeta de esta compulsa. En el medio recrudece la discusión por una deuda millonaria que tiene la CECH con la Federación Argentina de Luz y Fuerza, que superaría los cuarenta millones de pesos. El bloque oficialista del Concejo Deliberante presentó un pedido de informes sobre ese deuda y fue aprobado. Horas antes de la sesión Ciminelli dijo que estaba bien, que eran las reglas del juego, pero que en la práctica el Municipio, y por lo tanto los concejales oficialistas, tienen posibilidad de saber lo que pasa en la institución. Hay tres personas del ejecutivo con acceso a los números: el exintendente Mario Lalla y Mercedes Calabria en el Consejo de Administración, y además, la contadora Patricia Navone que es funcionaria de Aiola y ocupa la Auditoría Externa de la Cooperativa. 

Más allá de las chicanas que van y vienen, los asesores inmediatos a Víctor AIola saben que esta elección la vuelven a perder. El padrón de la Cooperativa Eléctrica no lo domina la Lista Violeta, ni de cerca. Está en manos del oficialismo. Lo puntea de ida y vuelta, haciendo uso de los recursos que el manejo de la entidad le facilita. Como la chequera de la que dispone el ejecutivo municipal para las generales del 27 de octubre. El peronismo que conduce la Cooperativa, está hoy en un proceso de unidad (o amontonamiento) y envalentonado con la posibilidad del retorno al Palacio Municipal. Si el resultado de la Cooperativa se parece al del año pasado, o incluso como se insinúa, es más contundente, a veinte días de las elecciones generales, esto podría significar un duro golpe a la reelección de Víctor AIola. Todavía hay tiempo de retirarse sin retroceder, al contrario, aportando ideas para solucionar el peligroso pasivo de la principal empresa de todos los chacabuquenses. Ese es el verdadero problema en una coyuntura social y económica tan frágil. Ojalá lo entiendan a tiempo.