10:52 h. Miércoles, 20 de noviembre de 2019

“Coronamos con éxito un año de trabajo”

Se realizó el sorteo final de la edición 2019 de la Rifa Anual del Hospital, que adjudicó un departamento a estrenar, cuatro autos 0km y tres motocicletas. En la mañana de Arrancamos tarde (98.9 FM Radio Ultra), el presidente de la Fundación del Hospital Nuestra Señora del Carmen, Jorge Caticha, destacó la respuesta de la comunidad y habló de los proyectos a futuro.

ENTREVISTA A JORGE CATICHA  |  31 de octubre de 2019 (07:52 h.)
Más acciones:

Si bien el trabajo principal de la Fundación no es la rifa, dada la respuesta que tuvo esta última edición, para el presidente de lainstitución Jorge Caticha, “Está oportunidad representó la posibilidad de coronar con éxito todo un año de trabajo”. Según sus propias palabras, “Todos los años al llegar la fecha del sorteo, quienes formamos parte de la Fundación seguimos sintiendo el mismo cosquilleo que tuvimos en todos los sorteos finales, para nosotros es espectacular, hay que vivirlo, estar con gente sentada en el público cerquita nuestro, y a la expectativa, con casi todos los vendedores presentes, genera mucha emoción”. 

Caticha detalló cómo se financia la compra de los premios, explicando que cada vez que se lanza a la venta una nueva rifa, ya tienen adquiridos tanto el inmueble con los gastos de escrituración pagos correspondiente al primer premio, así como los rodados. La Fundación cuenta cada año con fondos correspondientes a las rifas de años anteriores que le permiten anticiparse a la compra y de esta manera obtener buenos precios.

“A grandes rasgos, la rifa que terminamos de sortear ahora, se lanzó en agosto de 2018 pero los premios estaban comprados aproximadamente entre febrero y mayo del año pasado y se pagaron completos. De esta manera, comprás algo a buen precio, programás la rifa de acuerdo a los costos que tuviste desde la compra del primero hasta que se rifa. Así, cuando los costos se vuelan como en estos días, no nos afecta tanto”, explicó. 

Al referirse a detalles de las compras, el presidente señaló que “al departamento lo compramos ya hecho mediante un concurso de ofertas. En el caso del dúplex entregado ayer, lo terminamos de pagar en septiembre del año pasado. A esta altura, nosotros ya estamos pensando en los premios para 2021”. 

En cuanto a los sorteos mensuales de la nueva Rifa que ya se encuentra a la venta, Caticha comentó que “El sorteo especial se hace en diciembre, ese sorteo beneficia a todo aquel que pagó la primera cuota, o bien la totalidad de la Rifa. Después, volvemos a los sorteos normales que arrancan en enero, los últimos martes de cada mes por ocho mil pesos. Y en el mes de abril y julio también se hacen dos sorteos especiales en los cuales sorteamos un auto cada uno de esos meses”. 

El referente de la Fundación se reconoció como un activo comprador de la rifa: “Adentro del bolillero había nueve mil esperanzas, entre esas esperanzas estaban las mías, la que yo compro siempre están a nombre de mi mujer, que tiene más suerte que yo. Debe hacer 20 años que tengo el mismo número.”, bromeó. 

El entrevistado también se refirió al rol fundamental que cumplen los vendedores de la Rifa, dijo: “Anoche lo decíamos durante el sorteo, que el ida y vuelta que nosotros tenemos con el vecino es a través del vendedor, son verdaderos perros de presa, no conocen el frío, ni el calor, ni la lluvia, ni el día, ni la noche”, graficó. 

Durante la conversación radial, Caticha también se refirió al ambicioso proyecto de la construcción de una nueva sala de terapia intensiva en el Hospital Municipal. “El proyecto ese jamás estuvo dormido, sino que estuvo en proceso más invisible tal vez. Tenemos la suerte de tener dos arquitectos dentro de nuestra institución, José Gajate y Stela Delponti, así que con ellos dos, articulando obviamente con Obras Públicas, lo iremos armando” apuntó. Por último adelantó que “Se nos ocurrió que con la recaudación de la Rifa que terminó ayer, podemos destinar una parte a la compra de los materiales con los que teníamos que realizar para la tercera ala de internación, en lo que refiere se a amueblamiento y equipamiento. Todavía no estamos en condiciones de iniciar la obra, porque ahora lo que empieza es el proceso de cotización con las empresas constructoras”.