• 15:17
  • sábado, 24 de octubre de 2020

“Hay consenso en que la salud es prioridad”

El secretario de la UOMA, Sergio Palmieri, se refirió al aislamiento preventivo de diez trabajadores del Molino Chacabuco, luego de que un compañero de área debió ser hisopado en las últimas horas. En diálogo con Cuatro Palabras, el dirigente sindical asegura que si bien “los molinos van entendiendo que la prioridad es la salud, lamentablemente los empresarios no han respondido de igual manera respecto a los salarios”. Los molinos, a contramano del resto de muchos sectores del país, han incrementado sus ventas y “eso no se vio reflejado en el bolsillo del trabajador, es un reclamo que hicimos, que hacemos y seguiremos haciendo, porque ese reconocimiento todavía no llegó”. 

“Hay consenso en que la salud es prioridad”

Según el Secretario de la Unión Obrera Molinera Argentina, confirmó que hubo que hisopar a un trabajador del Molino Chacabuco, y la empresa tomó la decisión de aislar a ese sector de forma preventiva hasta que se resuelva de acuerdo al resultado. 

 

Respecto a la situación general y las medidas adoptadas por la empresa, el dirigente explicó que “a veces los protocolos que tenemos son medios antipáticos, pero después se entiende que son para cuidar a los trabajadores y a sus familias, más allá de que hay que adecuarse a nuevas normas, y que tenemos algunas cuestiones suspendidas como horarios, comedores, la vianda, o traslado en la combi, terminan entendiendo que es a modo de prevención”. En ese sentido, Palmieri aseguró “por suerte los Molinos van entendiendo que la prioridad es la salud, y cuando hay algún caso sospechoso, se toma la decisión de aislar al turno completo, sin arriesgar a los trabajadores”.

 

El sector de molinos ha sido uno de los pocos beneficiados durante la pandemia, que ha logrado -además de no dejar de funcionar- incrementar sus ventas. En función de eso, Palmieri asegura, “así como digo que priorizaron la salud del trabajador y han estado a la altura de la circunstancias, lamentablemente los empresarios no han respondido de igual manera a lo que hace a salarios, no hemos obtenido un buen incremento salarial, la paritaria cerrada no fue la mejor, y hasta han tenido la desacertada decisión de entregar un bono en junio denominado “bono pandemia”, y lo descontaron al mes siguiente, porque lo tomaron a cuenta de paritaria”, y agrega “Ahí se demostró que los empresarios no reconocen el trabajo, tiene que existir el reconocimiento económico, sobre todo teniendo en cuenta que en el primer semestre los molinos han incrementado sus ventas, y han ganado mucho dinero, sacando un beneficio económico que no se vio reflejado en el bolsillo del trabajador, es un reproche que hicimos, que hacemos y seguiremos haciendo, porque ese reconocimiento todavía no llegó”. 

 

A propósito de lo ocurrido al comienzo de la pandemia con un trabajador por las condiciones en que viajaban los descargadores de bolsas hacia el AMBA, el secretario de la UOMA se refirió a la situación actual. “Se amplió el control, formamos parte del control de exportaciones, todos los molinos nos pasan qué trabajador transportista ingresa semanalmente para hacer un control y que esa misma persona no vuelva a ingresar en los siguientes quince días, después se aplica el protocolo para evitar que los trabajadores tengan contacto estrecho a la hora de tomar posesión de carga, traslado de carga, o entrega de papeles. No es la solución definitiva, pero avanzamos en minimizar los posibles contagios, por eso trabajamos un poco más tranquilos”.