• 19:17
  • miércoles, 27 de mayo de 2020

“Las clases se dan de manera atípica”

Con la entrega de teléfonos celulares a docentes y directivos rurales, se espera lograr conectividad con los alumnos y alumnas de las zonas alejadas del casco urbano. La inspectora Andrea Castronuevo habló con Cuatro Palabras y contó cómo funciona el dispositivo de aprendizaje desde casa, y el rol de la institución educativa para que todos accedan a la educación, aún en contexto de aislamiento. 

“Las clases se dan de manera atípica”

Cuando comenzó el distanciamiento social obligatorio por el Covid-19, se realizó un relevamiento para que cada familia y escuela que tuviera conectividad recibiera las tareas a través de whatsapp, y en distintos formatos informáticos, y los cuadernillos para los estudiantes sin acceso a la conectividad. Se gestionaron los celulares para entregarlos a los directivos y poder así, a través de ellos, llegar a más hogares, para que estén en contacto. “La idea era que no se pierda el vínculo familia-escuela, director-docente, docente-alumno, y bueno también con Jefatura Distrital y el área de primaria”, explica Andrea. 

En medio de tanta incertidumbre, el sistema educativo trabajó con incertidumbre y los papás transmitieron un montón de preguntas. Sobre cómo se resolverán cuestiones relacionadas a “pasar de grado”, o calificaciones, Andrea explica “a través del plan pedagógico que llevamos a cabo los docentes, y que está supervisado por los directivos, no es que no se ha dado clase, se ha dado de una manera totalmente atípica, que es a través de la tecnología y los alumnos siguen recibiendo sus actividades, los docentes las recepcionan a través también de los diferentes medios y van teniendo una evaluación permanente de lo que realizan los alumnos”. 

A los niños con alguna dificultad de aprendizaje les resulta un poco más difícil la modalidad, de todas formas, se trabaja en equipo educativo, donde también están los equipos de orientación escolar “que están aportando a esos alumnos que tienen ciertas problemáticas. La familia también colabora en esto y llegado el momento, vamos a retomar dentro de la Institución y ahí se va a dar el fortalecimiento que cada uno necesita”. 

Respecto a cómo trabajan con los alumnos sin conectividad, Castronuevo explicó que quienes tienen más demanda son los docentes rurales por la falta de conectividad en las zonas alejadas de la ciudad, “se les están entregando cuadernillos, la Inspectora que es Nana Aiola, es quien hace toda la gestión por nivel, y van directamente a los hogares, lo hacemos a través de la demanda que tienen los docentes y nosotros también acompañamos para fortalecer el vínculo que hay entre diferentes actores institucionales”. 

Por último la Inspectora comentó que el trabajo se realiza de forma progresiva y que los cuadernillos se entregan al momento en que acercan los módulos alimentarios a todos los alumnos.