14:57 h. Jueves, 22 de agosto de 2019

Ciminelli hizo explotar Camioneros

Al igual que en la campaña electoral de 2015, Cuatro Palabras acompaña a los distintos candidatos locales en sus recorridos o actos donde se batalla por conseguir el apoyo de los vecinos y vecinas. Ayer, en la tercera crónica de la semana, fue el turno de uno de los precandidatos del Frente de Todos, Ricardo Ciminelli. El actual presidente de la Cooperativa Eléctrica hizo su cierre en el Sindicato de Choferes de Camiones ante la presencia de más de mil simpatizantes y militantes peronistas. “Cuando uno no puede elegir qué comer, nos terminan de convencer de que nos han quitado la dignidad. Vayamos a votar sin bronca, los días más felices fueron, son y serán peronistas”, dijo. (

CIERRE DE CAMPAÑA​  |  07 de agosto de 2019 (01:04 h.)
Más acciones:

“Hemos hecho que la gente fuera más felíz”

Por Martina Dentella 

Darío Golia convoca desde su facebook personal a la tarde. Quince minutos antes del horario fijado, más de la mitad de asistentes esperan sentados. Las sillas de la primera fila están dispuestas enfrentadas, reservadas para los dirigentes. 

Hugo Moro está ubicado frente al escenario, ¿contiene las lágrimas?, mientras Sofía Silva se mezcla entre la militancia saludando y conversando con la gente. 

La música marca el ritmo con diez parlantes de estadio. Empieza una chacarera y varios revolean lo que tienen a mano. 

En segunda fila hay banderas de Luche y Vuelve. "La patria es para todos, lo dijo el general. Luche conmigo compañero, por la justicia social" dice la letra. 

En el fondo, sobre la pared, hay banderas de Obras Civiles, del Frente Renovador y Conforcoop presente. 

El presentador histórico, presente. Abre el micrófono. 

Siguen llegando los vecinos y vecinas. 

Dicen que el candidato va a llegar sobre el final, pero ya empiezan a sonar los bombos y redoblantes. El jingle de campaña se repite. 

Grillo Martínez intenta llegar al escenario y se frena unas diez veces a saludar en el recorrido. Ya no quedan sillas disponibles y la gente empieza a ubicarse en el fondo y los pasillos. 

Perón habla de fondo. Habla de la justicia social, acto seguido suena Cacho Castaña, cuenta cómo toca el bombo el pueblo. “Lo toca de otra manera, hay que saber tocar. Revientan las gargantas, cultura popular”. 

Una militante graba un video de ella misma cantando con la gente de fondo. Algunos responden con el gesto de la victoria. 

Ya no hay lugar donde pararse. 

El Movimiento Evita coloca su bandera, mientras el locutor retoma el micrófono y dice que “Hay que vivir este momento como si fuera el mejor momento”. 

Marcos Merlo llega, saluda y se ubica y Marcos Peralta abre camino para pasar mientras se abraza con todos. 

"Dicen que los gorilas metieron preso a Perón, al macho lo banca el pueblo, el pueblo que él defendió" menciona el cantor. 

Quién se ubica hombro a hombro con la cronista -aunque en verdad es un poco más alto- asegura que hay 794 personas. Por el momento podrían ser setecientas con seguridad. 

Javier Estévez se acomoda entre el resto de los concejales y candidatos que bailan y levantan los dedos de la victoria. 

El locutor, pide que todos levanten la boleta que "Camos a llevar todos, la boleta completa, nosotros estamos orgullosos, no tenemos nada que esconder como otros”. También dice que el lugar le quedó chico al peronismo de Chacabuco, y que hay que hacer espacio para los que quedaron afuera. 

A las 20:30, puntual, peinado y correcto, llega Ricardo Ciminelli con su paso prudente, y mientras intenta avanzar hacia el escenario sigue abrazando a la gente. 

La Juventud Peronista canta. Ricardo con un pantalón gris y un suéter color uva, camina con parsimonia. Julián Domínguez ya está pegado al candidato a intendente y se suman Darío Golía y Mauricio Barrientos. 

El locutor anuncia que Rony Garello acompaña la lista. Se produce un silencio sorpresivo seguido de una celebración eufórica. El vecino de la cronista bromea “Te dije, estamos todos”. 

Luz y Fuerza acomoda su bandera en la escalera ubicada al lado del escenario. 

Los candidatos a concejales y consejeros escolares suben al estrado anunciados y llega el momento solemne. Suena el himno. 

Liliana Andriola, inspectora del nivel primario y candidata a consejera escolar fue la primera en hablar. “Tenemos escuelas del siglo XIX y estudiantes del siglo XXI, nos prometieron jardines para la ciudad y finalizan la gestión sin nada”. Aseguró que se vuelve a su casa triste cada día “Los comedores están llenos de chicos, algo que casi habíamos erradicado”. 

Ya no hay lugar para caminar y comienza a hacer calor. 

“No queremos escuelas de primera y escuelas de segunda, queremos una sola escuela, que todas tengan las mismas oportunidades”, continúa. 

“Sigamos militando, triplicado la escucha y el hacer continuo, para eso hay que darle apoyo a nuestro precandidato que sin dudas es el mejor, es Ricardo Ciminelli”. 

En su turno, Javier Estévez agradeció la presencia y el acompañamiento. “Me siento honrado por compartir esta lista con militantes sociales por causas justas, y por tener en nuestra historia política dirigentes que le han dado mucho a Chacabuco, que no los escondemos y los llevamos bien en alto. En este grupo respetamos de dónde venimos, respetamos nuestras raíces. Es un honor que nos acompañen Domínguez, Barrientos y Golía”, dijo y continuó en esa línea ”Los peronistas no tenemos nada que ocultar, estamos orgullosos de nuestra historia, y para hacer futuro tenemos que reconocer la historia”. 

Hay más de mil personas dice el militante que se para adelante nuestro y muestra la pantalla de su celular que ya tiene fotos desde distintos puntos del salón del sindicato. El vecino de la cronista lo repite: “Te lo dije”. 

El presidente del partido siguió su discurso, enardecido: “El intendente Aiola lo oculta a Mauricio Macri, pero fue el Intendente el que prometió a los vecinos en el 2015 que sí votaban a Macri iban a estar mejor. Es mentira que no hay otro camino, hay, y lo representa Alberto Fernández, Cristina Kirchner y en Chacabuco, Ricardo Ciminelli”. 

“Aiola se golpeaba el pecho diciendo que era Macri, Aiola es Macri, avaló los aumentos de gas, cuando en Castilla fusionaron cursos, cuando recortaron los medicamentos del PAMI lo mismo, Aiola es Macri. Aiola es Macri con cada despedido que hubo en Chacabuco, se calló y no dijo nada, ha apoyado la política de Macri y es por eso que nosotros vamos a pelear este domingo. No queremos un Intendente que nos ningunee, que tenga rechazo a una clase social. Necesitamos un Intendente que respete las instituciones”. 

Sofía Silva sigue estrenando su lugar de candidata. Contó por qué estaba ahí y qué es lo que veía en los barrios, dijo que era una militante social, que sabía cómo sufrían los vecinos y convocó a seguir sumando a participar del espacio. “Hay mucha gente desanimada, la está pasando mal, hay que acercarlos a esta alegría, hay que enseñarles a nuestros hijos el compromiso, que hay otro camino y es la militancia, la política debe dejar de ser mala palabra”. 

Marcos Peralta encabeza la lista de concejales, habló de los dirigentes locales. Dijo, “Tenemos una larga historia, sabemos de dónde venimos y defendemos a muerte de dónde venimos, tenemos que salir a cada rincón de Chacabuco, para escuchar los cimientos del Chacabuco que soñamos, ellos son los que nos dan el panorama de la ciudad”. 

“Nosotros los peronistas, estamos en las buenas y en las malas, jamás negamos a los dirigentes. A Cristina la despedimos con una plaza llena, cuando la citaron a Comodoro Py la esperamos con la calle llena porque le creemos, y cuando vuelva el diez de diciembre la vamos a recibir también con una plaza llena”. 

Marcos Peralta tuvo un acto fallido, que algunos reconocieron: ”Tenemos que trabajar para que a partir del diez de diciembre vuelva a gobernar Néstor, vuelva a gobernar Cristina”. 

Se dio cuenta, sonrió y continuó “Estamos convencidos que tenemos el mejor candidato que podíamos tener”. 

Cuando llegó el momento de Ricardo Ciminelli las más de mil personas se pararon para cantar el jingle y aplaudir: “Ricardo es la trayectoria que avala el futuro” dice el locutor. 

“El once de agosto tenemos que superar una instancia que creemos que vamos a superar exitosamente, tenemos que hacer una reflexión. Si estamos acá es porque sabemos que el domingo se puede cumplir un momento bisagra”, arranca Ciminelli. 

“En todo Chacabuco no hay un solo cartel de Macri, porque lo esconden, pero no se puede ocultar la realidad, porque esa es la única verdad”. 

El militante de al lado insiste a la cronista con una foto de afuera del salón que le acaba de llegar, "Mirá, tenemos mil, mil cien". 

“Queremos volver para ser mejores y corregir todo lo que haya que corregir. Lo hacemos desde la firme convicción de que nuestros gobiernos han trabajado para la gente. Esos han sido nuestros éxitos y hemos hecho que la gente fuera más feliz”. 

Suenan los bombos. 

Ciminelli continúa, “Con el sector rural hemos tenido desencuentros, pero creo que es hora que los volvamos a convocar para resolver las cuestiones de los caminos rurales, que son quienes los transitan y conocen la problemática”. 

Habló del foro de seguridad. "Con la participación ciudadana vamos a garantizar la seguridad de Chacabuco, todas estas medidas nos atañen al conjunto". 

La multitud aplaudió de pie cuando habló de la necesidad de trabajar con los perros de la calle y los animales "Puede parecer una cuestión menor para algunos, pero es un tema preocupante, hay mucha gente militando, las mascotas son integrantes más de la familia". 

Dijo que finalizaría con una breve reflexión de carácter político. “Este gobierno nos ha quitado la dignidad. Nosotros tenemos libertad cuando vamos al cuarto oscuro para poder elegir, no importa en qué lleguemos, tenemos la potestad de elegir a quienes nos van a representar. Pero cuando uno no puede elegir qué comer, nos terminan de convencer de que nos han quitado la dignidad”. 

Por último, dijo “Vayamos a votar sin bronca, sin odio, vayamos a votar con esperanza, los días más felices fueron, son y serán peronistas”. 

Afuera, en la esquina, dos chicas hablan emocionadas "Si ganamos en octubre yo me muero, contra la yegua no pueden". 

Se despiden, se abrazan.