• 08:31
  • domingo, 24 de octubre de 2021

“Chacabuco está mejor que en el 2015”

Maria del Valle “Nana” Aiola, es actualmente Inspectora de Educación Especial en la ciudad de Chivilcoy y Alberti; y candidata a Consejera Escolar por el espacio Juntos. Entrará en licencia política un mes antes de las generales de noviembre. Si bien se trata de una cuestión optativa, considera que “es necesario que no se confundan ciertas cuestiones cuando estamos en campaña, es mejor hacer uso de esa licencia”.  En diálogo con Frecuencia Electoral (FM Radio Ultra 98.9), opinó sobre el desequilibrio de los recursos del Estado: “No sé cuál debería ser o cuál es el sueldo de un senador, deberíamos saberlo y ponerlo en consideración. Sí puedo decir lo que gana un docente, necesitamos más equidad”. Además, consideró exageradamente escaso los $85 pesos por niño, destinados al comedor escolar; y también aseguró que Chacabuco “está mejor que en el 2015”.
“Chacabuco está mejor que en el 2015”

-¿Estás en contra de que los viajes de egresados de jóvenes de la Provincia los bonifique el Estado?

-Cuando escuché que el Gobernador decía que iba a gastar 6200 millones de pesos, no me pareció una decisión acertada, creo que es una medida desesperada que usa el Gobierno Provincial para captar el voto joven. 

 

-Durante el primer año de la pandemia, el Estado volcó una cantidad de recursos a sectores de la economía golpeados, y otros no tanto, ¿por qué ésta medida genera en la oposición tanto rechazo, cuando se trata de un sector tan castigado como el turismo?

-Concuerdo en que la Hotelería fue uno de los sectores más afectados, igualmente se implementaron otros programas que lanzó Provincia para regenerar a ese sector. Pero me parece que después del resultado electoral, la decisión se tomó porque muchos jóvenes no fueron a votar. Por eso sacan este programa, habiendo en la educación un montón de otras prioridades. Por ejemplo, se destina un cupo de 85 pesos para el comedor escolar, que aún no arrancó de hecho, y hoy en Chacabuco no se puede llevar a cabo porque con esos 85 pesos no comprás ni cien gramos de carne, o sea que no podés darle una alimentación saludable a los estudiantes. 

 

-¿Qué pensás sobre los 173 millones de pesos que destinamos a mantener a cada Senador Provincial mientras que el presupuesto para el comedor escolar es de 85 pesos diarios?

-A mí me parece que no hay una clara planificación de la Provincia que queremos. El gasto de la legislatura me parece demasiado, no sé cuál debería ser un sueldo de un senador, debería ponerse en consideración, y por lo menos deberíamos saberlo. Si me preguntás hoy, no tengo idea. Sí puedo decir lo que gana un docente. Necesitamos más equidad en algunas cuestiones. No sabemos cuál es el gasto de un senador, nos falta información. 

Soy candidata, y creo que los Consejeros, Concejales, Diputados, Senadores, están en el lugar que están porque el pueblo los elige, y esa información tendría que salir a la luz de la sociedad. A partir de ahí, podríamos tomar algunas decisiones.  Y algunos podrían decir, “bueno, esto que me pagan a mí es demasiado”, y una parte redireccionarla a los comedores escolares, obras o servicios. 

 

-¿El ingreso de los Consejeros Escolares es el mismo de la función que tenían antes de asumir?

-Sí, claro. Cualquier Consejero Escolar revela su cargo, es lo mismo que cobraba en actividad. Si el Consejero no es Docente, su salario no llega a veinte mil pesos. Es una locura. Es el caso del actual titular del cuerpo, Mariano Alaman.

 

-En paralelo, con escasa carga horaria, un Concejal tiene un salario básico de 140 mil pesos...

-Está dentro de una resolución y habría que ver cómo podemos hacer con todos los Consejeros Escolares para subir ese básico, porque veinte mil pesos no es nada para el enorme trabajo que hacen los Consejeros Escolares. 

 

-¿Están condicionados desde el punto de vista edilicio?

-Sí, el acopio de la mercadería es un problema, hay cajas por todos lados. El Consejo Escolar siempre funcionó ahí, no se puede ampliar. 

 

-El Consejo Escolar tiene una tradición, de que más allá de quién asuma los cargos, se ha mantenido al margen de las disputas políticas, ¿se viene manteniendo?

-Sí, por supuesto. Los Consejeros Escolares siempre están al margen de las disputas y peleas políticas. Si bien se discute en las sesiones, se debate pensando en la educación de todos los chacabuquenses. Siempre hay un punto de encuentro y acuerdo. 

 

-¿Qué cuestiones creés que son urgentes abordar desde el Consejo?

-Hay que repensar la educación. Me preocupa, se necesita una reforma programática. Tenemos adolescentes que quieren ir a estudiar a la universidad, y tienen un abismo con el secundario. Se tienen que preparar con profesores particulares. Tenemos que prepararlos para que tengan habilidades para encarar una situación universitaria. 

 

-¿La decisión de ser candidata es una forma de solidaridad familiar o es un camino que elegís?

-Ser Consejera Escolar es el único cargo de educación que no he tenido, es la primera vez que me postulo, y me gustaría ser, porque lo elige la gente. Estuve en la Jefatura Distrital, que era un puesto político. Pero en este caso quiero que me elija la gente, por si valora las condiciones. 

 

-¿El Intendente no te propuso ser Concejal?

-Sabía que no lo iba a aceptar. Sabe de mi vocación por la educación. En mi trayectoria siempre estuve relacionada con la educación y con los hierros. Tal vez si me hubiera propuesto ser la Jefa del Corralón lo aceptaba (risas). 

 

-¿Creés que te va a proponer ser Intendenta en el 2023?

-Ahora estoy con la cabeza puesta en el Consejo Escolar y en ganar las elecciones, acompaño desde el día cero la gestión de mi hermano, y estoy sumamente orgullosa, porque se ven los cambios que ha hecho con todo el equipo de trabajo. Ya habrá tiempo de pensar en el 2023. Por ahora este es un Chacabuco totalmente distinto al 2015. 

 

-¿En qué sentido? 

-Por ejemplo en las localidades, las obras de agua, las cloacas, las luces led, la guardia del Hospital, la accesibilidad a los barrios. 
 

-Muchos pasamos el invierno sin agua…

-Hablo de las obras hidráulicas. De todos modos, hay un problema de fondo, algunas cuestiones son sociales, no somos responsables con el uso del agua. Los pozos están proyectados y se empezaron a ejecutar, y vamos a ver los resultados en el verano. Chacabuco ha crecido un montón. 

 

-Después de seis años de gestión se hacen bacheos para tapar cráteres, y no se ha podido techar una sola casa…

-Obviamente hay un montón de cosas que siguen faltando, que están en proceso o iniciándose. No está todo bien, pero no podemos dejar de reconocer que estamos mejor. Estoy convencida porque lo veo, pero los ciudadanos nos olvidamos cómo estábamos en el 2015, vivimos el hoy y miramos para adelante.