17:27 h. Domingo, 26 de enero de 2020

Catástrofe capitalista: Australia en llamas

CAMBIO CLIMÁTICO - Publicación pedida Nuevo Más 
cuatropalabras.com.ar  |  15 de enero de 2020 (10:55 h.)
Más acciones:

Hace meses que comenzaron los incendios en Australia, los números acerca de millones de humanes y animales muertos con especies casi al borde de la extinción, millones de hectáreas incendiadas, pérdidas materiales billonarias. Los medios repiten imágenes y testimonios de los fuegos: llamas que alcanzan 150 metros de altura, rescates extremos de 4 mil personas refugiadas en la playa, nubes permanentes de humo toxico en las ciudades y el campo, y sobre todo esto, el reclamo al gobierno. Las exigencias al Gobierno del Primer Ministro (PM) australiano Scott Morrison, líder del Partido Liberal, se podrían aunar en dos ejes: medidas contundentes para prevenir y frenar los incendios (más herramientas para frenar la propagación de incendios, más presupuesto, una flota de aviones hidrantes más grande, fondos para los departamentos de bomberos, más recursos, etc. Se le reclama que no haya una política nacional para luchar contra los incendios) El otro eje del reclamo es sobre su política global nacional e internacional sobre el medio ambiente. Se trata de un gobierno negacionista del cambio climático con una fuerte política e inversión a la explotación del petróleo y carbón, con sumas millonarias de dinero para favorecer a las grandes empresas petrolíferas y mineras. Debido a la emergencia humanitaria, la catástrofe natural y las medidas que se han tomado, lo que sucede hoy en Australia está en la mira de todo el mundo. No sólo apoyamos los reclamos contra la ineptitud del gobierno, sino que también denunciamos que no pueden seguir en esos puestos políticos los negacionistas del cambio climático, las consecuencias de esa política no son para un futuro lejano, sino que hoy mismo se las sufre en todo lo ancho del globo. Son las mismas peleas ecologistas que vivimos en Argentina en los últimos días (ver las últimas dos notas en el periódico al respecto), queda sentado que la única forma de que los gobiernos escuchen es con la movilización masiva e independiente de los partidos patronales, y que para combatir al cambio climático hay que cambiar al sistema. Lo que sucede en Australia es una clara consecuencia local del cambio climático mundial. El foco está hoy puesto en un país con un gobierno negacionista, pero los inmensos incendios son parte de una catástrofe general, de un desequilibrio producido por un capitalismo voraz irreformable.

Podés leer la nota completa en http://izquierdaweb.com/ catastrofe-capitalista-australia-en-llamas/?fbclid=IwAR0TVPNfrjB5dhYjW_br7kg0RCCr16OSOB7T-Y_0UvTSWoZNkEh4pkF7y9o NO ES EL FUEGO – ES EL CAPITALISMO Nuevo Mas Chacabuco