• 11:15
  • martes, 02 de marzo de 2021

Caminando la zona comercial

Un recorrido por la zona comercial céntrica de nuestra ciudad, similitudes y diferencias con el trayecto que hicimos días atrás en la avenida Garay, al que denominamos “el otro Chacabuco”.

Archivo_001
Caminando la zona comercial

 Son cinco las cuadras de la avenida principal, en las cuales encontramos muchas similitudes con los locales que hay por la zona de Garay, negocios de indumentaria femenina y masculina, zapaterías, bazares, regalerías, kioscos, farmacia, peluquería, elementos de limpieza, entre otros. Pero también nos encontramos con que varios comercios que en la avenida Garay se encuentran en primera plana, en la zona céntrica hay que meterse por algunas callecitas para encontrarlos, como por ejemplo, supermercados, verdulerías, pollería, ferretería y librería. 

Lo cierto es que no hay que caminar grandes distancias para ubicarlos pero no están parados sobre la avenida principal, lo que hace que “el otro Chacabuco” tenga una gran distinción.

La presencia de talleres, mecánicos, electricidad del automóvil, emprendimientos familiares para la fabricación de muebles de madera, le dan al “otro Chacabuco” un perfil de trabajo mas que de paseo y tal vez ahí reside la diferencia entre los “ dos Chacabucos”  

En cuanto a los precios, como ya habíamos dicho, no hay diferencias. Hoy aumenta algo, y aumenta en todos lados.

Esto nos muestra que la diferencia entre uno y otro es solamente paisajista. 

Lo bueno de estas recorridas, es que en dos grandes puntos de la ciudad, los vecinos tienen variedad de comercios y locales para saciar sus necesidades sin tener que cruzar la ciudad. 

 

La vuelta al cole 

 

Durante la recorrida en la avenida Alsina, aprovechamos para averiguar sobre la venta de productos escolares. En un local que tiene venta de todo tipo de cosas, encontramos útiles con bastante variedad de precios, dependiendo de la marca. Pudimos ver desde hojas para carpeta de tres marcas diferentes desde $800 las 480 hojas, carpetas lisas y con estampados desde $299, cuadernos para primaria, desde $350 hasta $160 y cuadernos grandes para carreras terciarias o universitarias, en $100.

Por supuesto que hay también lápices de colores, fibras, tijeras, marcadores, cartucheras y todo lo necesario para arrancar las clases. Lo que encontramos más caro fueron las mochilas, las llamadas carrito, que vienen con rueditas, rondan los $3500, mientras que una común está alrededor de $400.

En la misma línea seguimos caminando por la avenida y nos topamos con un local de venta de guardapolvos, donde la dueña (no quiso dar su nombre ni que pusiera el local), nos comentó que ya se están vendiendo algunos guardapolvos, pero más que nada las pecheras que son más baratas. 

En Areco Deportes, su propietario nos dijo que se están vendiendo zapatillas escolares, las clásicas que los padres buscan para los nenes, mientras que en Casa Voelklein nos manifestaron que por ahora hubo poca venta, varias consultas, pero que casi siempre suelen esperar a la última semana para ir a comprar el calzado.