• 21:20
  • sábado, 27 de noviembre de 2021

“Cambiemos no generó ningún cambio”

A menos de diez días de las elecciones generales de noviembre, Andrés Orsini, candidato a Concejal del espacio Avanza Libertad, considera que hay nerviosismo en Juntos por la fuga de votos que puede representar la boleta que encabeza. En diálogo con Frecuencia Electoral, insiste en que “Cambiemos no hizo ningún cambio” y que “hay un montón de votantes desencantados con ese espacio, que empezaron a percibir que lo que decían no se conectaba con lo que hacían”. Además, critica la Feria de Sabores que se realizó durante el último fin de semana, porque “perjudicó a los comerciantes que la pasaron muy mal”.
“Cambiemos no generó ningún cambio”

Orsini insiste en que le gusta el debate, a veces entrar en discusiones y asegura que su espacio hace política “con lo que tenemos a mano”. Es el desafío de los vecinos que tienen una vida corriente y deciden meterse en los asuntos públicos. “Obviamente que el sistema siempre es refractario a eso, nos rechaza porque funcionamos de otra manera, y no entendemos los códigos de los políticos”, aclara.

En la recta final de la campaña, el ex presidente Mauricio Macri, mientras debe presentarse a la justicia por distintas causas, brinda algunas entrevistas. En diálogo con La Nación insistió en que las ideas que trae al debate político Javier Milei son las ideas que él siempre tuvo. Sobre esto, Orsini dice que “Macri entra para muchos liberales en lo que es el "empresariado prebendario", los privados prendidos con los negocios del Estado, a diferencia de Milei, yo lo considero contraproducente, lo veo muy mal”. 

En ese sentido señala que “evidentemente el macrismo debe querer partir el espacio con la parte más “socialista”, que es la de Larreta y Vidal, y trabajan en alguna operatoria política para torcer el espacio de Juntos y poder implementar algunos cambios que se necesitan, pero que Macri cuando estuvo con el Gobierno no los hizo”.

-¿Cuál es tu mirada respecto a ese cierto nerviosismo que hay en Juntos por el escape electoral que tienen hacia el espacio que ustedes representan?

- Yo creo que hay mucho de verdad en eso. De hecho, Cambiemos en el 2015 entró con un discurso con mucho sentido liberal, pero no explicaron lo que iban a ser. El gran problema es que nosotros somos más pragmáticos que discursivos. Cambiemos no hizo ningún cambio. De hecho, hay un montón de votantes desencantados con ese espacio que empezaron a percibir que lo que decían no se conectaba con lo que hacían. 

Por eso, somos refractarios a pertenecer a los espacios tradicionales. Porque ya sabemos a dónde nos llevan, nos arrastran a un lugar que no queremos y no nos permiten divulgar nuestras ideas y proyectos. Vinimos a ser como un virus para ellos. Obviamente que  la actitud refractaria que tienen es bastante violenta, agresiva. Nos están atacando muchísimo.

-La semana pasada se hizo una Feria de comidas en la plaza San Martín y hubo más de 40 propuestas alternativas gastronómicas, sin cumplir ninguna de las normas que se les exigen a los comerciantes, ¿Qué opinión tenés respecto de eso?

-Eso viola uno de los principios fundamentales del liberalismo, que es la igualdad ante la ley. Por supuesto la gran mayoría quería disfrutar de la feria, y nosotros no nos negamos a eso, pero lo ideal hubiera sido que lo hagan en un predio acorde, sin tocar los intereses de los comerciantes que pasaron un año súper difícil. Lo que me pareció malo y lo que quisimos transmitir es que esta empresa que trae la feria está prendida con el político que busca beneficios, y tiene privilegios por sobre los que cumplen las reglas. O les permitimos a todos, o les prohibimos a todos. La verdad es que la feria es un evento que se hace en todos lados del mundo, pero el procedimiento a mí me parece aberrante porque perjudicar a gente que la pasó muy mal, gente que no tuvo ningún beneficio, que no tuvo acceso a créditos, que no tuvo permisos para trabajar, que se les corrió con la policía, no está bien. Estamos hablando de un sector que están tratando de recuperar. El mensaje que estamos dando es “el monarca de turno decide tal cosa y esto se hace o no se hace, se defiende políticamente sin importar las consecuencias”.

-Otros espacios políticos insisten en que el Gobierno municipal está intentando nacionalizar la campaña para no hablar de los problemas de la sociedad, ¿compartís esta línea?

-Con nosotros directamente nunca debatieron. Yo intenté debatir con el intendente cuando hizo el cerrojo sanitario sin justificación científica. De esas tres actividades que yo defendí, que eran salir a caminar, a correr, a andar en bicicleta, nunca recibimos una respuesta. De hecho, es uno de los motivos por los cuales yo estoy haciendo política partidaria. Nunca se nos invitó a debatir directamente pero sí se nos ataca.  Lo que pasa es que la agenda nuestra es una agenda que ataca al Status Quo. Osea, lo primero que nosotros atacamos es los privilegios de la política. Si yo estuviera cerca de un concejal, a mi me conviene ganar el 3,5 por arriba de algún empleado municipal, sin embargo algún esfuerzo vamos a hacer si participamos de la política para dar un mensaje. Quizás a nivel presupuestario no es demasiado, pero el mensaje es bastante fuerte. Tiene que empezar algún tipo de proceso de cambio en el país donde la política sufra algún tipo de ajuste.