15:50 h. Domingo, 15 de diciembre de 2019

Bullying y responsabilidad institucional 

La abogada Silvia Marina Zarvania, en representación de Vanesa Soledad Aguiar, madre de dos niñas víctimas de bullying, envió una carta a los directivos y responsables del Colegio Manuel Belgrano. En ella clarifica conceptualmente una problemática poco abordada en los colegios de la ciudad, y solicita que la institución se responsabilice por la integridad de las menores. Se trata de uno de los tantos casos de violencia escolar denunciados durante este año.

DERECHO EN GUARDAPOLVO  |  20 de noviembre de 2019 (10:14 h.)
Más acciones:

En la carta dirigida al Colegio Manuel Belgrano, la abogada de las víctimas de bullying pide que el establecimiento trabaje en las medidas pertinentes para que las alumnas puedan ingresar durante los días escolares y retirarse sin ser agredidas. 

Más adelante, anuncia que se han iniciado las acciones administrativas, penales y civiles del caso para que el cuerpo docente tome cartas en el asunto en cuanto a la responsabilidad que les compete. 

Se explica asimismo que, de ser necesario, solicitarán acompañante terapéutico, perito psicológico, gabinete pedagógico escolar. Y, que de no obtener respuesta de parte de la institución se podría iniciar una demanda civil por daños y perjuicios.

Una de las cuestiones urgentes es la solicitud de una audiencia y el pedido para que se inicien charlas terapéuticas con respecto al bullying “para que dejen de ser una problemática en este establecimiento”, ya que “es responsabilidad de los centros educativos que mientras se encuentren bajo su custodia, estén libres de todo peligro, de forma que si ocurre algún accidente y se produce algún daño, habrá que indemnizarlo”. 

Sobre el final de la carta, se hace mención de la responsabilidad civil de los colegios en los casos de bullying, “el colegio tiene la obligación de comunicar a los padres del menor acosado lo que le está pasando a su hijo/a para que éstos puedan actuar de la mejor forma tanto en el plano personal como institucional. El bullying está asociado a conductas relacionadas con actos de intimidación, tiranización, aislamiento, amenaza y/o insultos proferidos sobre una o varias víctimas. Se trata de una problemática ineludible en las instituciones escolares de Argentina que tiene profundas implicancias sociales y culturales, y que suele involucrar aspectos controversiales que también atañen a las ciencias jurídicas. Su creciente irrupción en las aulas requiere del auxilio del Derecho de Daños para determinar la responsabilidad emergente en cada caso”. 

Algunos de los derechos que pueden resultar vulnerados ante situaciones de bullying son libertad, igualdad, derecho a una vida digna, a una protección integral, a ser escuchado, a la educación, a la salud, a no tolerar actos abusivos ni discriminación, entre otros. En particular -describe la abogada- el artículo 16 de la CN establece la obligación de vigilar el respeto por la vida privada, la familia, domicilio, correspondencia y no perjudicar la reputación o imagen de niños, niñas y adolescentes. A su vez, el artículo 19 del referido instrumento exige la protección contra toda forma de maltrato y abuso según lo dispuesto en la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.