• 17:18
  • sábado, 08 de agosto de 2020

El barrio está complicado

OPINIÓN / Por Gustavo Porfiri

En las últimas horas han aparecido algunas noticias que confirman que en nuestro barrio continental, Sudamérica, se están imponiendo posturas antidemocráticas, falsos nacionalismos y recortes a las débiles libertades que otorga la democracia liberal. Ojo al parche, pues pandemia más miseria y autoritarismo podrían crear un caldo de cultivo muy peligroso en la “cintura cósmica del sur”.

El barrio está complicado

Bolsonaro en pie de guerra

Recientemente nos desayunamos con la nueva de que las Fuerzas Armadas de Brasil consideran que Sudamérica dejó de ser una región libre de posibles conflictos bélicos. Atendiendo a esto, el gigante gobernado por lo peor que supieron elegir los vecinos en los últimos tiempos, se prepara para intervenir en la "solución" de problemas regionales, así como en “la defensa de los intereses brasileños en la selva amazónica y el litoral atlántico”. En cuanto al primer concepto hemos de preguntarnos: ¿Bolsonaro va a colaborar con la “solución” que los Estados Unidos tienen prevista para Venezuela? Antecedentes tiene: en 2019, Brasil participó junto a Colombia en un intento de ingreso forzoso de alimentos a suelo venezolano a través de zonas fronterizas, en el marco de una acción auspiciada por Estados Unidos y otros países contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El país más grande y poblado de Sudamérica se prepara para discutir próximamente en su Congreso el nuevo manual castrense, que actualiza cada cuatro años los temas y conflictos por los que se puede ordenar la movilización de tropas, tanto dentro como fuera del país.

"No se pude dejar de considerar tensiones y crisis en el entorno estratégico, con posibles desdoblamientos para Brasil, de modo que el país podrá verse motivado a contribuir a la solución de eventuales controversias o a defender sus intereses", dice la nueva versión del Libro Blanco de la Defensa, expresando un giro muy peligroso en la política de seguridad exterior de Brasil.

Recordemos que, por primera primera vez desde 1985, el Gobierno brasileño tiene a nueve militares como ministros y a un ex capitán, Jair Bolsonaro, como primer mandatario, quien se lleva los laureles por poner a la nación vecina en el segundo escalón del podio de países más perjudicados por el coronavirus en el mundo, con más de dos millones de contagios y casi ochenta mil muertos.

La casa tomada

Este lunes, la alianza Juntos presentó ante el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia una denuncia formal contra el Movimiento al Socialismo (MAS) -el partido de Evo Morales- para que se cancele su personería jurídica y se inhabilite la candidatura a presidente de Luis Arce, luego de que éste presentara los resultados de una encuesta interna de intención de voto que lo dan como claro ganador de las próximas elecciones que habilitará el gobierno golpista de Jeanine Añez, supuestamente para septiembre.

Luis Alberto Arce Catacora fue el ministro de Economía de Evo Morales desde 2006 hasta 2019, cuando ocurrió el golpe de Estado en el país mineral. Se le reconoce ser el responsable del espectacular crecimiento económico que protagonizó la nación vecina mientras gobernó el MAS.

El exministro denuncia que desde que Áñez asumió ilegítimamente la presidencia del país, en noviembre del año pasado, ha dado "muestras de que no ha venido solamente para llevar adelante las elecciones" y que un Gobierno "supuestamente transitorio, hoy de facto" lleva ya ocho meses en el poder sin comicios de por medio.

“La derecha boliviana no quiere elecciones porque será derrotada”, enfatiza el candidato, quien señala al nepotismo puesto en marcha por los golpistas: "ellos, que no llegaron ni al cuatro por ciento en la votación, se distribuyen el Gobierno y el Estado como un botín de guerra, hasta tal punto que esa ambición les cobró la factura muy rápido, porque la corrupción llegó a mostrarse muy rápido", afirma, y cita diferentes casos relacionados con empresas públicas, la polémica compra de los respiradores para las unidades UCI, que define como "algo vergonzoso que pasó en el país", y la adquisición de gases lacrimógenos, "a sobreprecios, por supuesto". 

Malas noticias desde Ecuador

El Consejo Nacional Electoral de Ecuador (CNE) emitió este domingo un comunicado informando que -haciendo caso al informe de la Contraloría- suspende “de la actividad de las organizaciones políticas nacionales "Podemos Lista 33" "Fuerza Compromiso Social, Lista 5" "Libertad es Pueblo, Lista 9" "Justicia Social, Lista 11" 

"Están desesperados por impedirnos participar en las elecciones", aseguró Correa, radicado en Bélgica y recientemente sentenciado a ocho años de cárcel por corrupción. "Estamos con el alma y el corazón destrozados. Destruyeron a Ecuador, que todavía resiste. Persiguen gente inocente para perjudicarme a mí", agregó. En ese sentido, el exmandatario dijo que "está aumentando la indignación popular" y que "la solución probablemente está en las manos del pueblo ecuatoriano".

"Todos están contra nosotros, pero gracias a Dios nosotros estamos con el pueblo. Ellos tienen recursos infinitos, apoyo de los medios de comunicación el apoyo de la embajada de Estados Unidos, tienen todo menos el pueblo", sostuvo Correa, quien aseguró que tras la proscripción de su partido, Fuerza Compromiso Social, está el gobierno de Lenín Moreno que designó a "un contralor espurio e ilegal para perseguirme".

“Hubo un tiempo que fue hermoso” cantábamos en los fogones los cincuentones de hoy cuando éramos jóvenes, motivados por Nito y Charly. Pues en Sudamérica tuvimos una época en que nos dimos el lujo de mandar al carajo -en la voz del comandante Hugo Chávez- al mismísimo George Bush y a sus malditos planes de implementar el ALCA en nuestras naciones. Fue en 2005, en Mar del Plata, en el marco de la IV Cumbre Iberoamericana. Es hora de retomar esas sendas gloriosas y dejar de caminar por los berenjenales en los que nos metimos otra vez.