22:18 h. Lunes, 14 de octubre de 2019

“Axel obliga a seguirle el ritmo” 

Si los números de las PASO no dan un giro anómalo, Micaela Olivetto, con veintiséis años, será la diputada más joven de la provincia de Buenos Aires. Normalmente pasa sus días arriba de su auto recorriendo municipios de la Cuarta Sección Electoral y hablando con vecinos y vecinas. En diálogo con Cuatro Palabras habló del recambio generacional en la política provincial, dice que es importante que “Haya gobiernos populares que conozcan a la gente a la que quieren representar y que sepan lo que es hacer posible que tus vecinos, y la gente que conocés de toda la vida tenga la casa propia, que puedan conseguir un trabajo”. 

ENTREVISTA  |  30 de septiembre de 2019 (09:49 h.)
Más acciones:

Los legisladores salen poco a la calle, ¿te comprometés a ser parte de un recambio generacional que salga del Palacio?

Si una pierde el trabajo territorial como el que yo vengo haciendo, perdés el contacto con la realidad y los temas que les importan a vecinos y vecinas, que son en definitiva a los que vamos a representar. Entonces terminás en un microclima de necesidades que por ahí no son las reales, y nosotros como generación y parte de una organización como La Cámpora, y como parte del Frente de Todos, representamos a una mayoría y a sectores populares que no llegan al Palacio a hablar de sus necesidades, y tienen necesidades muy extremas, la cercanía y el contacto con la gente hace a nuestra identidad, porque somos parte de ese pueblo al que queremos representar. Es lo que nos hace distintos, y nos hace poder aportar algo más real a la política. No nos podemos dar el lujo de perder el trabajo de construcción con los jóvenes, el feminismo, en el barrio y en las calles, que aparte es un trabajo que a mí, particularmente me encanta. 

¿Cómo encontrás a la Cuarta Sección en tus recorridas semanales?

Los problemas de la cuarta no son distintos a la Provincia, ni al resto del país. El desempleo y la falta de poder adquisitivo, que viene de la mano con todo lo demás, es tremendo. En todos lados donde vamos nos encontramos con vecinos, son nuestros compañeros, incluso, los que se han quedado sin trabajo por fábricas cerradas, cierre de comercios. Creo que esa es la principal problemática. También hay una deuda muy grande a nivel habitacional, muchos lugares que en estos años no han construído ni una sola vivienda, y otros Municipios que han hecho sí esfuerzos enormes por seguir creciendo. La necesidad de que haya gobiernos populares que conozcan a la gente a la que quieren representar y que sepan lo que es hacer posible que tus vecinos, y la gente que conocés de toda la vida tenga la casa propia, que puedan conseguir un trabajo, que las obras municipales se hagan con mano de obra local, y demás, son definiciones políticas que no vamos a encontrar de la mano de la derecha. 

Después de la derrota del 2015, Axel Kicillof salió a las plazas y empezó a patear la Provincia para hablar mano a mano con los vecinos, luego se definió su candidatura, ¿vos te imaginaste que hoy ibas a estar tan cerca de ser legisladora?

De ninguna manera, pero creo que tiene que ver con que nosotros como militantes construímos siempre de la misma manera. Axel es un compañero con muchísima representatividad, que causa algo en la gente, que es como un fenómeno sociológico que se va a tener que estudiar. No es una farsa que donde va lo único que quiere es mate, y que quiere saludar a los vecinos y por eso habla poco. Lo podés sostener dos o tres meses, pero no cuatro años. Esa calidad humana, calidez y empatía, es lo que hizo que se pueda contraponer a la imagen superblindada de la gobernadora Vidal. 

Resulta casi inmoral la tarea legislativa que se lleva adelante en un contexto de crisis tan grande, ¿que rumbo creés que debe tomar el nuevo cuerpo de legisladores?

En principio, lo que está pasando ahora, es que Cambiemos tiene la mayoría absoluta en el Senado con algunas alianzas que impiden el tratamiento de un montón de proyectos. Nunca contestaron ni uno de los pedidos de informes sobre cuestiones graves que están pasando que presentaron nuestros legisladores. No le han dado el rol que tiene que tener a la tarea legislativa. Llaman a sesiones y no van. Si nosotros sumamos más participación política y construimos más representatividad vamos a generar un recambio en la clase política dirigencial. De hecho, si Axel llega a ser gobernador con su impronta, no creo que a ningún gobernador o gobernadora a futuro le salga gratis no salir nunca al territorio. Axel recorrió los diecinueve municipios que conforman la Cuarta Sección. Le quedan quince municipios para haber ido a todosen la provincia, eso no pasó nunca en la historia. Él pone un piso, y obliga al resto de los candidatos a seguirle el ritmo. 

Faltan poco más de veinte días para las elecciones de octubre y se escuchan más especulaciones que propuestas de parte de los candidatos, ¿creés que Ricardo va a poder capitalizar las propuestas de los distintos sectores del Frente de Todos?

Creo que sí, cuando nos juntamos los candidatos de nuestro espacio que integran su lista estuvieron contándole de algunos proyectos y dijo que estaba dispuesto a llevarlos adelante. Se viene una nueva etapa de construcción. Necesariamente va a tener que haber mucho diálogo y consenso porque la fragilidad del tejido social con el que nos encontramos va a necesitar que estemos a la altura de la circunstancias, y no con tensiones.

En Chacabuco hay mujeres que paran las ollas de algunos vecinos, cuando ellas mismas tienen dificultades para garantizar un plato de comida a sus familias, no se escuchan las propuestas de los candidatos respecto a lo que harán con este tipo de urgencias. 

No se pueden hacer algunas propuestas irresponsables cuando al otro día de asumir tenés a los vecinos - con razón- diciendo “vos me dijiste tal cosa”. Es muy delicada toda la situación en la que estamos si bien Ricardo tiene un programa con puntos muy específicos. Ricardo lo dice, es necesario que la gente coma en sus casas, no podemos inaugurar con bombos y platillos un comedor. Hay que construir el voto de confianza con la comunidad que nos permita generar políticas públicas en la ciudad para hacernos cargo de esas emergencias, y a partir de ahí empezar a trabajar.