• 12:09
  • miércoles, 02 de diciembre de 2020

Una apuesta a la vida 

Alberto tenía un atraso. Uno de sus compromisos más firmes de campaña fue impulsar el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. El Presidente la ratificó ante la Asamblea Legislativa. “Alberto, es ahora, somos millones para bancar”, fue el mensaje directo de la Campaña Nacional. Al límite de los plazos admisibles, el Gobierno anunció que mandará al Congreso el proyecto durante este mes. Llegó de la mano de una propuesta integral superadora. En paralelo, se enviará otro proyecto para acompañar a las mujeres que decidan continuar sus embarazos, “para que tengan acompañamiento durante un plazo de mil días”. 

Por Martina Dentella 

Una apuesta a la vida 

 

Lo confirmó hace setenta y dos horas la secretaria Legal y Técnica de presidencia. 

El texto - que es lo que las organizaciones feministas están ansiosas por recorrer con lupa- se va a develar cuando se presente en el Congreso. Pero lo que adelantó Vilma Ibarra es que no habrá sorpresas ni letra chica, y que “se recogieron los consensos básicos sobre el tema”. 

"Pasado lo peor de la urgencia, retomar la discusión por la ley del aborto es una manera de volver a nuestra agenda original, la del Alberto Fernández de la campaña", explicaron las voces oficiales. 

La idea -por fortuna- no será convocar audiencias informativas como se hizo en 2018, sino escuchar algunas voces representativas a favor y en contra en plenario de comisiones, sacar dictamen y llevar la votación al recinto en pocas semanas. 

Esta luz verde llega en un momento clave, ya que en los últimos días, La Campaña Nacional por el Aborto Legal, seguro y Gratuito trabajó en una (valga la redundancia) campaña publicitaria. Llenó de afiches la ciudad de Buenos Aires con la leyenda “Alberto es ahora, somos millones para bancar”. 

Es importante tener en cuenta que la presión de las organizaciones llega luego de transcurridos once meses desde la asunción de Alberto Fernández, quien en plena campaña electoral habló de su adhesión y su clara posición en relación a la ley de interrupción legal del embarazo. “Volver para ser mujeres”, celebró en su asunción. 

La secretaria Legal y Técnica explicó que la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo es “un tema de salud pública” y que el objetivo es evitar que las personas gestantes que se realicen estas prácticas en la clandestinidad, no pongan en riesgo su vida. 

Mil días para la vida digna 

En paralelo, el gobierno enviará un proyecto para acompañar a las mujeres que decidan continuar sus embarazos, para que cuenten con un acompañamiento durante un plazo de mil días. Esto quiere decir que ninguna mujer piense en el aborto por imposibilidad económica, si es que tiene deseos de tener un hijo o una hija. 

Son casi 40 mil las mujeres que llegan cada año con complicaciones por intervenciones realizadas en la clandestinidad. El gobierno llega con un tratamiento integral de políticas de Estado para enfrentar una problemática que se lleva esas vidas, y en paralelo busca que ningún niño o ninguna niña nazca en condiciones de pobreza. 

La llegada de este proyecto integral da cuenta de un trabajo responsable. De una apuesta a la vida.