20:01 h. Lunes, 20 de Mayo de 2019

“Apelo a la resolución de conflictos sin confrontar” 

Laura Marchesse ocupa el lugar de Jefa de Gabinete desde hace casi un año y medio. Su cargo estuvo pensado para coordinar internamente a las distintas áreas de gobierno y amortiguar el impacto confrontativo de la gestión. Marchesse acompaña a Aiola en cada recorrida y cada acto de gobierno, y es un secreto a voces que encabezará la lista de concejales en las elecciones generales del mes de octubre. En esta entrevista con Cuatro Palabras, asegura que no tuvo ninguna propuesta formal de parte del Intendente, aunque dice “A quien le toque salir a caminar, le toca defender un proyecto de trabajo de estos primeros cuatro años, el vecino sabe y entiende el esfuerzo que costó cambiar muchas cosas en Chacabuco y que queda mucho por hacer”.

cuatropalabras.com.ar  |  09 de Mayo de 2019 (09:58 h.)
Más acciones:

¿Cuál es la receta para ocupar un cargo de exposición como el que implica la jefatura de gabinete y poder sortear la conflictividad?

La creación de la jefatura de gabinete fue algo nuevo para el Gobierno municipal, no se había trabajado en los primeros años con ese rol. Y desde el comienzo fue bien claro Víctor cuando me lo asignó, que tenía que ver con tratar con los temas de gestión, el adentro, la cocina de los objetivos, las prioridades y la planificación. Por ahí, cuestiones más ligadas a la comunicación siguieron siendo objeto de la secretaria de gobierno. La jefatura de gabinete siempre fue pensada como facilitadora de gestión, más que de la comunicación, así se pensó desde el primer momento, y creo que nos ha dado buenos resultados en cuanto a lo que nos hemos propuesto. 

¿Qué postura tenés en cuanto a la posición de enfrentamiento o choque que suelen tomar el Intendente o algunos funcionarios?

Por ahí es un poco por mi profesión o por mi trabajo, aspiro a tomar los temas con rapidez y apelar a la resolución de los conflictos sin confrontar, siento que es un camino para avanzar en soluciones y es el más indicado. De todas maneras creo que algunas cuestiones requieren que uno se ponga más confrontativo. A mí me gusta desenredar las cuestiones de la gestión, mi lugar es de facilitadora, por eso el confrontar queda en otro lugar, se van priorizando otros estilos de trabajo. 

Con respecto a la actitud del Presidente de llamar a la oposición para consensuar algunas estrategias de gobierno, ¿creés que valdría la pena imitar la conducta o que el gobierno de Aiola es fuerte y no necesita convocar a la oposición?

Yo creo que Aiola tiene un gobierno fuerte, con muchísima gente que lo acompaña, pero que de todas maneras, muchos temas se pueden trabajar con la oposición de muy buena manera. 

De este casi año y medio de función en jefatura de gabinete, ¿de qué logros te sentís orgullosa y qué creés que falta?

En jefatura de gabinete pudimos configurar equipos de trabajo, pudimos tratar los temas estratégicos con mayor profundidad, nos hemos dado la oportunidad de tener una mirada más amplia, se ha puesto siempre al trabajo en equipo como prioridad, al trabajo entre las áreas. Creo que como todos los procesos uno puede ir por más, porque en gestión siempre queda corto el tiempo, creo que muchos procesos de planificación son importantes pensarlos en forma completa. Me sumé a un gobierno que estaba en funcionamiento y con lo que estaba pudimos profundizar algunas cuestiones y continuarlas. Es un puesto muy desafiante, genera un esfuerzo inmenso, pero también trae muchas satisfacciones. 

La campaña parece estirarse cada vez más, corre mayo y todavía no circulan los nombres de las listas más allá de algún anuncio. ¿Están esperando alguna resolución a nivel nacional y provincial?

En este momento en que nos toca llevar adelante el Gobierno municipal, pensamos que hay tiempo y nos ocupamos principalmente de la gestión y del día a día de Chacabuco. Hay tiempo para las configuraciones políticas.

Posiblemente te toque encabezar la lista de concejales, ¿te interesa una experiencia en el legislativo?

Las experiencias son todas interesantes, los desafíos que proponen cada uno de los cargos que uno ocupa son atractivos, pero no tengo ninguna propuesta formal o informal para ocupar un cargo en el legislativo. Fui coordinadora, directora, subsecretaria, ahora me toca ser la jefa de gabinete, pero siempre estoy a disposición de este proyecto para dar una mano. 

¿Te imaginás en un trabajo de campaña fuerte en este contexto?

El trabajo que hacemos en la gestión es el que tenemos que mantener, tenemos una responsabilidad muy grande, muchísimos proyectos y trabajamos el minuto a minuto sin pausa. Falta mucho, hablar ahora de campaña y candidatos es muy pronto. 

Ir en una lista y tratar de conquistar al electorado con una propuesta es una tarea distinta, ¿lo ves como un desafío?

Para salir de lo personal, a quien le toque salir a caminar, le toca defender un proyecto de trabajo de estos primeros cuatro años, hay muchísimos resultados que muestran que el trabajo que se hizo en Chacabuco es muy bueno, que hubo un cambio de paradigma en un montón de áreas y que es un proyecto que vale la pena ser continuado. Los resultados nos dan la posibilidad de mostrar lo que estuvimos haciendo. El vecino sabe y entiende el esfuerzo que costó cambiar muchas cosas en Chacabuco y que queda mucho por hacer. Sería bueno poder continuar con el mismo proyecto.