11:11 h. Miércoles, 20 de noviembre de 2019

El análisis con datos confirmados

Como siempre, los resultados definitivos de cada acto electoral dejan mucha información para analizar en las horas posteriores. Desde los diferentes partidos polìticos, sobre todo aquellos que polarizaron está elección, estarán analizando las diferentes causas que movilizaron la conducta de los votantes.

ELECCIONES 2019  |  29 de octubre de 2019 (02:55 h.)
Más acciones:

Uno de las mayores especulaciones frente a los posibles resultados municipales, fue el del peso que cada boleta tenía a nivel ejecutivo nacional y provincial. Inicialmente, y dado los resultados de diferentes encuestas que indicaban una inminente y abultada victoria de Los Fernández sobre Macri y Pichetto, muchos consideraron que la boleta de Macri iba a resultar un verdadero adoquín atado al tobillo de Aiola. Desde el peronismo suponían que el viento de cola impulsaría la performance de Chiminelli. Pero lejos de ello, el recuento definitivo arrojó números inesperados, y la brecha entre Alberto Fernández y Mauricio Macri se achicó. Aunque esto no le alcanzó a Juntos por el Cambio para forzar el ballotagge, fue un verdadero alivio para muchos intendentes amarillos que sintieron el aporte de un arrastre negativo menor de una boleta que amenazaba con arruinarlos. 

En las mesas de Chacabuco, lejos de escasear las boletas completas de Juntos por el Cambio, abundaron y sumaron a un Aiola que intentaba despegarse de Macri.

El último empujón para alcanzar el histórico número que consagró a la reelección al actual alcalde local, fue el tan mentado corte de boleta que desde la agrupación radical Sergio Karakachoff-Abel Amaya se impulsó para captar el voto del chacabuquense que de ninguna manera deseaba poner la boleta del actual presidente de la Nación en la urna. Hasta se alquiló un local que se dedicó exclusivamente a ese trabajo.

Durante el conteo, pudo verse una importante cantidad de votos cortados, que le daban a Aiola entre diez y quince votos extras por mesa. Multiplicado por todas las mesas de Chacabuco, constituyen una suma para nada despreciable y que era la esperada en los cálculos mas optimistas del oficialismo.

Finalmente, la participación de casi un 6% más de votantes respecto a las PASO que se volcaron en su mayoría por el actual intendente , cerraron una jornada que le sonrió a Aiola y no le permitió a Chiminelli recuperar la intendencia para el peronismo.