11:38 h. Miércoles, 24 de Abril de 2019

“Aiola prometió cosas que no cumplió” 

Julieta Garello pertenece a una familia de tradición y militancia política. Es la primera precandidata a Intendenta mujer por el Peronismo de Chacabuco y la más joven. En esta entrevista con Cuatro Palabras habla de los escenarios posibles a nivel local de cara a octubre, asegurando que el PJ llegará con lista única. Respecto a las PASO sostiene que “me parece que hubiese sido necesario que los compañeros interpreten mejor qué es lo que la ciudadanía nos está pidiendo ahora”. Sobre el Intendente Aiola dijo “querrá convencer a la gente de muchas cosas, pero en octubre va a ir con la boleta de Macri”. 

ENTREVISTA ​  |  18 de Marzo de 2019 (09:47 h.)
Más acciones:

-Durante las legislativas de 2017 acompañaste a Pancho Bruno -que es tu pareja- en su candidatura, ¿qué conversaciones tuvieron después para definir que ahora era tu turno? 

-Es algo que me lo preguntan mucho, supongo que debe haber muchas fantasías alrededor de eso. La verdad es que con Pancho nos conocimos militando y siempre nos hemos sentido como parte de una unidad política, y como tampoco nuestros deseos tienen que ver con aspiraciones particulares -no entendemos la política desde la individualidad- fue algo que no llevó demasiadas conversaciones, siempre pensando en lo que es mejor para nuestra organización, para el peronismo, y para la ciudadanía de Chacabuco. 

-Cristina ha sido una conductora política de jugar con el factor sorpresa en años electorales, y muchas veces eso ha salido mal, ¿qué pasa si ella no se presenta en las presidenciales? 

-Yo no veo que ese sea un escenario posible, creo que Cristina es una compañera que entiende más que nadie cuál es el rol histórico que ella tiene. Cristina ya no se pertenece a sí misma, sino al conjunto del pueblo. Me parece que está en una posición que entiende la tarea que tiene que asumir y efectivamente lo hace. En todo lo que fueron los armados electorales en distintas provincias, Cristina no solamente ha sido una compañera protagonista, sino que ha pregonado y practicado la unidad. Ha sido el factor de unidad. Yo creo que Cristina va a ser presidenta, y todo lo que circunda alrededor de especulaciones son simplemente eso, especulaciones. Cuando nosotros andamos y recorremos las calles la gente no menciona otra alternativa que no sea ella. Cristina representa la esperanza de las grandes mayorías populares y estoy absolutamente convencida que se debe a ellos. 

-Mencionabas que Cristina ya no se pertenece sino que le pertenece al pueblo, y la pregunta de rigor es: Si esto es así, la dirigencia local ¿no le debe la unidad a la militancia y a la propia expresidenta, una unidad que no conforme a todos pero una unidad al fin? 

-Lo que vengo viendo en distintos distritos, y acá particularmente en Chacabuco, es que se avanzó un paso en ese sentido en comparación con lo que fue el año pasado. Este año todos reconocen en Cristina la conducción, incluso los que en el año anterior no. En octubre va a haber una única lista de Unidad Ciudanda, o del movimiento peronista, como se lo quiera nombrar. Eso simplifica bastante las cosas y da grandes posibilidades de que en los distritos se recuperen los gobiernos. 

Sí me parece que también se da toda una discusión respecto a cuáles tienen que ser los programas de gobierno y cuáles son los mejores liderazgos para llevar la lista de unidad en octubre. 

-Entonces si en octubre existe esa lista de unidad, y no la encabezas, la vas a acompañar… 

-Por supuesto. Si uno se somete al proceso electoral interno pone en consideración todas los escenarios posibles. Pero nosotros estamos absolutamente convencidos de que acá en Chacabuco la gente quiere la renovación política, quiere caras e ideas nuevas, y la verdad que cuando recorremos las casas, en los distintos puntos de la ciudad, recibimos una gran adhesión, la gente nos recibe muy bien, y estamos convencidos de que nuestro espacio político tiene una alternativa que es la que le va a dar el triunfo y le va a ganar a Aiola en octubre. 

-¿Cómo ves posicionado al PJ? ¿Te hubiese gustado que tu candidatura se geste en esa estructura partidaria? 

-No es que una espera algo de los sectores de los que no forma parte, pero sí me parece que hubiese sido necesario que los compañeros hubieran interpretado mejor qué es lo que la ciudadanía nos está pidiendo en este momento. Me parece que hay una falta de interpretación, pero que ellos tienen que resolver sus cuestiones internas y en todo caso, si nosotros no estamos en conformidad con sus planteos o armados electorales -incluso con grandes diferencias políticas que no son absolutas ni totales porque por algo formamos parte del mismo frente- nosotros entendemos que nuestro pueblo hoy necesita otra cosa y es lo que estamos construyendo desde hace tiempo. Nuestro espacio es muy diverso pero le pudimos encontrar una síntesis política, hay una gran diversidad de actores y muchos compañeros y compañeras que es la primera experiencia militante que tienen. 

-Una de las problemáticas puntuales, que ninguno de los últimos gobiernos ha podido resolver es que la partida presupuestaria del Municipio se escurra en el pago de salarios y aguinaldos , ¿se te ocurre una salida a esa problemática? 

-En principio, hay una verdad a medias. El presupuesto total no va destinado a salarios sino un 65%, pero el problema no es lo que representa la masa salarial al presupuesto total, sino qué hace el gobierno para generar recursos autónomos, y a dónde direcciona esos recursos. Y una gran falencia que sí encuentro en este gobierno en particular es la falta de gestión en estamentos nacionales y provinciales para traer recursos que no están estipulados dentro del presupuesto municipal. Me gustaría ver un Intendente que no solo genere recursos propios en su ciudad sino que cuando viaja a La Plata o a Buenos Aires no sea por cuestiones estrictamente políticas o electorales, sino para generar obras en Chacabuco, traer recursos para la ciudad, programas inclusivos. 

-En algunas oportunidades te referiste al gobierno de Aiola como “débil con los fuertes”, ¿creés en la posibilidad de caminar primero y gobernar después para todos los sectores de la ciudad y no para aquellos que se congracian con tal o cual representante? 

-Creo que no se trata de por dónde caminar. Próximamente vamos a estar en la Av. Alsina para tener contacto con los vecinos y vecinas, pero también con los comerciantes, para saber de primera mano cuál es la situación a la que se están enfrentando. 

Quizás nos ha costado llegar en términos de representación política en algunos momentos. Pero cuando se ha gestionado el Estado, siempre se ha hecho para una inmensa mayoría, para los trabajadores, sectores populares, clase media y pequeña y mediana empresa, nuestras políticas llevadas desde el gobierno nacional por Néstor y Cristina siempre han sido para una inmensa mayoría y creo que eso se tiene que replicar en los Estados Municipales. Yo no concibo un Gobierno municipal que gobierne para un sector minoritario, eso no sirve para el desarrollo de la comunidad. Se tiene que tener conocimiento de la realidad de todos los sectores y de todas las expresiones -organizadas o no-que conviven en nuestra gran diversidad, si no nos quedamos con un municipio muy chato. 

-Las pocas encuestas que circulan en Chacabuco muestran a Aiola muy fuerte y como potencial reelecto Intendente, con el peronismo desarticulado, ¿creés posible que eso se pueda revertir? 

-Nosotros no hemos hecho encuestas, pero sí te puedo decir el termómetro de la calle, con lo que nos encontramos. Vemos que hay cada vez más gente enojada con todo el frente Cambiemos, y que no hace distinciones, cuando la gente se siente defraudada, se siente engañada con todos. El Intendente Municipal ha caído mucho en nivel de representación y confianza. Hizo promesas que no cumplió, y repartió una boleta queriendo convencer a la gente que ese era el mejor camino. Por eso, son enormes las posibilidades de dar un triunfo en Chacabuco. Aiola querrá convencer a la gente de muchas cosas, pero en octubre va a ir con la boleta de Macri, hoy tocar una puerta y decirle a las y los vecinos que ese es el mejor camino lo va a llevar a grandes discusiones. La gente no compra más esos espejitos de colores, en 2017 la ciudadanía conservaba cierta expectativa y cierta confianza y eso se quebró, y cuando eso se quiebra es muy difícil de revertir. 

-¿Por qué motivo este año no participaste de las asambleas de la Multisectorial de Mujeres ni estuviste presente el 8 de marzo en la plaza San Martín? 

-Estuvieron mis compañeras participando en las asambleas y en ellas yo me siento representada y particularmente el 8 me invitaron a participar de un encuentro de mujeres en San Antonio de Areco. Me parecía interesante tener participación en otros espacios donde hay mujeres de distintos ámbitos como el sindical, o de la ruralidad, y tener un panorama abierto de la diversidad de demanda y reivindicaciones de mujeres, era enriquecerme. Más allá de eso, este año las chicas que forman parte de la Consejería- que es un instrumento que nosotras construimos acá en Chacabuco para todas las mujeres- también hicieron actividades, y un grupo de compañeras pudo viajar y presenciar la marcha en Capital Federal, así que fue mucho más rico que lo que hemos hecho otros años.