• 18:02
  • sábado, 08 de agosto de 2020

Los agrotóxicos sin cuarentena 

Vecinos de distintas localidades bonaerenses denuncian que en plena pandemia se sigue fumigando con agrotóxicos en cercanías de las viviendas. Se violan los fallos, se fumiga de noche, y las ordenanzas que se votan atentan contra la salud de la población. 

Los agrotóxicos sin cuarentena 

Las fumigaciones con agrotóxicos alteran la tranquilidad de las familias en distintas ciudades y pueblos rodeados de campo y naturaleza. Mar Chiquita y General Las Heras, denuncian los problemas que sufren por el avance del agronegocio transgénico. Aún con un fallo que establece distancias de protección de 1500 metros, las autoridades de Mar Chiquita, de 30 mil habitantes, autorizaron fumigaciones a solo 150 metros de las casas. Los vecinos señalan la contradicción de las políticas públicas de cuidado ante la covid-19, pero al mismo tiempo permiten los agrotóxicos.

Las autoridades locales suelen publicitar el cuidado del ambiente. El 12 de diciembre de 2019, el juez Héctor Casas (del Juzgado en lo Civil 15 de Mar del Plata), emitió una medida cautelar para prohibir las fumigaciones a menos de 1500 metros de viviendas, escuelas y cursos de agua. El 13 de mayo, en plena cuarentena, el Concejo Deliberante aprobó de improvisto una ordenanza a contramano, que establece distancias mínimas de protección para la viviendas, escuelas y cursos de agua (de 150 a 25 metros). Fue votada por concejales de la Coalición Cívica, Frente de Todos y Cambiemos.

Otro caso. Las Heras está ubicada en el noroeste bonaerense. Viven 15.000 personas y una de sus localidades es General Hornos, cuya tranquilidad fue sacudida en marzo de 2019 cuando productores agropecuarios fumigaron en cercanías de la escuela y viviendas. Comenzó un proceso de diálogo con la Intendencia y el Concejo Deliberante, impulsado por el espacio Vecinos/as Autoconvocados/as por la Salud y el Medio Ambiente de Las Heras.

Realizaron charlas informativas sobre las consecuencias de los agrotóxicos, fueron visitados por afectados de localidades vecinas, agrónomos, abogados y médicos. Los vecinos llamaron la atención sobre la ordenanza 69/2010, que establece 2000 metros de protección para las viviendas pero solo 200 para las escuelas. El gobierno municipal (a cargo de Marcelo Sartori) no aplicó ninguna de las medidas propuestas. El 19 de abril y el 7 de mayo, en plena pandemia, las familias de Hornos volvieron a sufrir los agrotóxicos. Se fumigó a escasos metros de las viviendas, incluso de noche, incumpliendo con la ordenanza vigente.

 

Fuente: Página 12