06:17 h. Sábado, 21 de septiembre de 2019

"En la legislatura habrá un recambio interesante"

Por Martina Dentella 

Micaela Olivetto, de veintiséis años y candidata a Diputada Provincial en cuarto lugar por el Frente de Todos, salió de una reunión en el Instituto Patria minutos antes de encontrarse con Cuatro Palabras en el mítico bar porteño Varela Varelita. 

Recuerda haber ido de chica a actos de cierre de campaña con su mamá, peronista de la gloriosa JP. 

Su incorporación a la política llega de la mano de su vecino, Ariel D´Alfonso, que se cruzó a su casa durante todo el verano de 2010 y le decía “hay una organización joven, que responde a Cristina, que trabaja de una manera solidaria, con formación”. Fue a ver de qué se trataba y conoció a Santiago Carnaghi, Nacho Medrano, Julieta Pederzoli, Carla Pederzoli, “Turco” Luis. 

La primera actividad que hizo fue una volanteada en la plaza para la celebración del día de la patria, “en esa época el día de la patria se festejaba y había mucha gente en las plazas”. Micaela acababa de terminar el secundario y empezaba a estudiar Derecho en la UNNOBA, en Junín, por eso paralelamente comenzó a militar en esa ciudad. “Fui la primera vocal del centro de estudiantes que no era de Franja Morada”, recuerda y sigue “No pudimos hacer demasiado pero la pelea la dimos igual”. 

Es militante feminista y es, desde hace años, parte de la Comisión de Memoria y Justicia de Chacabuco. Dice que la nueva conformación de las Cámaras “Va a ser muy interesante, ahí sí se va a dar una renovación generacional, entran militantes populares y eso es muy valioso” y asegura que “Se van a dar debates que tienen que ver con los problemas que tiene la gente y no con lo que se imaginan los que nunca pisaron un barrio. Para los tiempo que vienen vamos a tener que legislar cuestiones que de verdad le interesan a la gente y dejar de declarar de interés el ‘día de la papa frita’”. 

ENTREVISTA  |  05 de septiembre de 2019 (08:55 h.)
Más acciones:

En la visita de Axel a Chacabuco, el candidato a gobernador, dijo que no iba a poder hacer promesas porque no sabía en qué condiciones iba a encontrar la provincia, ¿Creés que la gente de a pie va a tener la paciencia necesaria para poder aguantar un tiempo de incertidumbre?

Yo creo que sí, porque Axel dijo eso y dijo que primero había que atender las emergencias, y después el desarrollo. Y eso es lo que va a traer alivio. Si tenemos en cuenta que las principales problemáticas tienen que ver con que la gente no está pudiendo comer, la urgencia va a tener que ver con eso. En consonancia con lo que dice Alberto tenemos que subir las jubilaciones enseguida, subir los salarios, congelar las tarifas, un montón de medidas que tienen que ver con traer un poco de respiro para ir acomodándonos y a partir de ahí empezar a crecer. No vamos a estar bien de un día para el otro, pero sí la mayoría de las personas que no tenemos la necesidad tan urgente de saber qué vamos a comer mañana, sabemos que se van a priorizar esos sectores que están tan vulnerados, ahí sí va a haber una respuesta inmediata, después se van a ir abordando las distintas demandas que son urgentes y también importantes, pero que por ahí no tienen que ver con la comida de un chico. 

¿Creés que Mauricio Macri va a dejar las condiciones para que se puedan atender inmediatamente esas urgencias?

Hasta el día que termine su mandato no lo vamos a saber. Somos muy responsables en respetar la institucionalidad, el que gobierna es Macri, y la que gobierna es Vidal, y el que gobierna es Aiola. Ellos son los responsables de gobernar hoy y tendrían que pensar en llevarle un poco de alivio a la gente para tener una transición ordenada. Cada cosa que dice Alberto, o Axel, o cada cosa que decimos nosotros “altera los mercados, la superestructura” es bastante irresponsable. La gente los votó para que gobiernen hasta el 10 de diciembre y esperamos que así sea y no vamos a generar ninguna condición para que eso se altere. Los que tienen hoy las herramientas para que estemos un poquito mejor son ellos, nosotros hoy somos oposición y candidatos, no más que eso. 

En Chacabuco parece que el recambio general tardará un poco más en llegar, los electores decidieron que la conducción siga su status quo, ¿Cuando creés que se dará la renovación?

Creo que la cuestión generacional se va a ir dando naturalmente y que no vamos a forzar ese recambio. El hecho de que yo con veintiséis año vaya a ser Diputada Provincial, me parece que también es un mensaje. Y hay un proceso de formación política y de construcción territorial y militante, va a llegar más temprano que tarde. Nosotros necesitamos que los dirigentes, más allá de la edad, tengan una visión colectiva de la política, prácticas que tengan que ver con la solidaridad. Está a la vista que no nos desvivimos por los cargos públicos, en Chacabuco nunca formamos parte de las listas, siempre militamos. 

Son los primeros -después de Marcelo Daletto- en disputarle la conducción a Julián Domínguez en Chacabuco

Sí, las discusiones se dan así, de esa manera. Si no se puede llegar a un entendimiento la herramienta de las PASO está para que se use, y después se generen los consensos. 

En el año 2017 también

Sí, pero el contexto era distinto, porque nosotros siempre vamos a responder a Cristina, y en el lugar donde Cristina y la organización nos necesite. Si hoy a mí me toca ser candidata a diputada, es porque hay un trabajo de la organización y un lugar que mis compañeros creen que yo puedo llevar adelante de la mejor manera, si nos decían que no era el momento, nosotros estaremos siempre en el lugar que nos toque. Cuando conseguís de manera colectiva y confiás en la organización, las cosas se van dando solas. 

¿Creés que Ricardo Ciminelli va a poder generar un equilibrio entre las partes que conforman el Frente de Todos local a la hora de pensar en el gabinete?

Creo que sí, y que se va a tener que dar en todos los estamentos. Vamos a tener que reaprender a construir con más consenso. Está a la vista que hay muchos sectores del peronismo que tienen una gran representatividad. Creo que vamos a tener que llegar a un entendimiento porque es lo que nos va a pedir la comunidad. Estamos teniendo un muy buen diálogo, la actividad de Axel estuvo muy buena y salió muy bien, nos tenemos que ir conociendo más, homogeneizando formas. Vamos a tener que generar acuerdos, como va a tener que hacer Cristina con Massa, por ejemplo, y todos con los sectores que conforman el Frente. La realidad es que en esta oportunidad tuvimos que priorizar las coincidencias por sobre las diferencias, sobre todo con muchos compañeros que nos habían distanciado algunas posturas. 

¿Qué rol ocupa la Cámpora en el Frente de Todos?

Nosotros acompañamos, hasta que tengamos la posibilidad de crecer y pensar en el desarrollo, vamos a estar donde sea necesario. Tenemos compañeros muy formados, un trabajo territorial muy grande en todo el país, que hace que tengamos mucha representatividad, y eso se ve en todas las listas. Me parece que vamos a tener un rol clave en defender los intereses y los derechos de las mayorías. 

¿Qué sentís cuando te preguntan si pensaste bien en aceptar el cargo o cuando ponen en duda indirectamente la posibilidad de tu función por tu edad?

Para mí fue una sorpresa igual. A veces se confunde la experiencia territorial que una puede tener, con la visibilidad mediática. A mí no me gusta hablar en primera persona, pero hace muchos años que milito y recorro la Sección. A mí los compañeros de los distritos de la Cuarta que me tienen que conocer, me conocen. Nadie puede decir que no milito, que no recorro, que no conozco la realidad de la gente. A veces parece que tenés que recorrer un camino determinado para llegar a ciertos lugares, y nosotros lo que siempre decimos es qué mejor que para representar a los jóvenes que alguien joven, o qué mejor que representar a las mujeres que una mujer. A mí lo que me molesta a veces que -pero entiendo que es la lógica tradicional de la política- te exigen una experiencia o te recriminan la falta de experiencia en años. Eso se compensa con ser protagonista de las luchas que una quiere llevar adelante. Yo voy a defender siempre el Progresar porque a mí me permitió estudiar, o a las universidades públicas, la UNNOBA es una de esas. Los cargos tampoco son vitalicios, habría que romper un poco con esa lógica. También se nos exige a las mujeres explicaciones o capacidades que a los varones no, experiencia que a los varones no. A muchos hombres no se les consulta su trayectoria. Ser mujer y joven, es una combinación que pareciera terrible para algunos. Cuando doy alguna nota en otras ciudades por ahí los periodistas dicen “Ay, habla, y habla bien”. 

Como militante feminista y de derechos humanos vas a tener la posibilidad de plantear políticas públicas en ese sentido, ¿tenés algo en mente?

Las políticas de género son urgentes, pero creo que tienen que ser transversales a todas las políticas. Vemos que a las mujeres nos cuesta más conseguir laburo y que somos las primeras precarizadas, y el Estado no nos cuida. El apoyo del Estado de manera económica a las mujeres hace que tengan una independencia, es una herramienta fundamental cuando son víctimas de violencia. Cuando pensamos la política de género, tiene que haber un estudio tendiente a la política de género, a la prevención en los noviazgos, a identificar los micromachismos que están naturalizados, pero tiene que haber un crecimiento económico que les permita a las mujeres salir de ese estado de vulnerabilidad. 

Trabajás en la Cámara y conocés el funcionamiento, sabés que existen las listas sábanas y esos legisladores a quienes no se les conoce las caras, ¿creés que para estos tiempos se van a necesitar a diputados y senadores más participativos, visibles y activos?

Sí, yo creo que eso lo podemos reclamar dentro de nuestra fuerza. Sabemos la forma de pensar de otros legisladores. Tenemos listas que están buenas, hay muchos sectores representados, y por lo menos en la Cuarta Sección son compañeros de mucha militancia, que los vecinos los conocen, y va a ser una conformación de las Cámaras muy interesante, ahí sí se va a dar una renovación generacional, entran militantes populares, eso es muy valioso. Se van a dar debates que tienen que ver con los problemas que tiene la gente y no con lo que se imaginan los que nunca pisaron un barrio. Vamos a tener que legislar cuestiones que de verdad le interesan a la gente y dejar de declarar de interés el “día de la papa frita”.