23:07 h. Lunes, 14 de octubre de 2019

“Acompañamos con una mirada moderna” 

En la Dirección de Educación se realizó ayer una capacitación destinada a directoras de gestión estatal y privada en el marco del programa “Científicos del mañana”, auspiciado por Bayer Laboratorios (BAYLAB). La firma propone “tomar conciencia sobre la importancia de desarrollar una agricultura sustentable, a través de experiencias científicas”, aunque las sentencias y nuevas demandas que enfrenta la campaña por la compra de Monsanto -por los daños provocados por el herbicida glifosato- dicen lo contrario.

EDUCACIÓN  |  26 de septiembre de 2019 (07:27 h.)
Más acciones:

 

La charla estuvo a cargo del licenciado Carlos Noseda, quien dijo: “lo que intenta este programa es acompañar a las escuelas de la Argentina de una forma no tradicional, con una mirada más moderna que nos exigen los chicos de hoy”. 

El programa entrega materiales para las escuelas pero también propone capacitaciones para los directivos y la empresa Bayer. La idea es “encontrar algunos mecanismos para que las ciencias tengan un impacto mayor en los niños, hay que pensar en el cambio de la tecnología, pensar en las profesiones, las personas hace cincuenta años se preparaban para oficios repetitivos, o de pensamiento memorístico, hoy los medios atienden mediante simuladores, hay cajeros automáticos y clases virtuales, cambió tanto el mundo que nosotros, los humanos, nos tenemos que entrenar de manera diferente, y hay que pensar que nuestros chicos sean competitivos”. 

“El programa de Bayer está muy alineado con los diseños curriculares y los enfoques didácticos tanto de Nación como de Provincia y de cada Municipio, es un programa en el que preferimos ir de a poco, midiendo el impacto y en las ciudades que funciona bien, seguir profundizando”, explicó Noseda. 

En cuanto a las actividades que ofrecía el Kit de Ciencias de la Tierra, para los alumnos entre 12 y 14 años -según el portal de la empresa Bayer- “se busca lograr tomar conciencia sobre la importancia de desarrollar una agricultura sustentable, a través de experiencias científicas para el estudio del suelo, la atmósfera y la biósfera”. 

En este sentido es importante recordar que la firma Bayer enfrenta una serie de demandas “heredadas” de la compra de la compañía Monsanto, adquirida en junio del 2018, por los daños provocados por el herbicida glifosato -clave en el sistema productivo argentino- a miles de ciudadanos, a través de sus aplicaciones por aire y tierra, en los alimentos y en el agua. 

Hasta julio de este año, Bayer enfrentaba más de 18.400 demandas y sufrió, hasta ahora, tres condenas para indemnizar a un exjardinero, un jubilado y una pareja de enfermos de cáncer.