23:25 h. Jueves, 14 de noviembre de 2019

“El 27 festejaremos un triunfo más”

El intendente Víctor Aiola, junto a los candidatos a concejales y consejeros escolares, cerró la campaña por su reelección el último viernes en el “Gigante”, del Club Porteño. Asistieron cerca de dos mil militantes y simpatizantes de esa fuerza política. 

AIOLA CERRÓ SU CAMPAÑA  |  21 de octubre de 2019 (08:54 h.)
Más acciones:

Porteño fue nuevamente el escenario que eligió el Intendente para cerrar su campaña, donde según la prensa oficial, “hubo representantes de más de veinte barrios de la ciudad que apoyan la gestión”. 

En el escenario hablaron la primera candidata a consejera escolar, Mónica Wilken; la primera candidata a concejal Laura Marchesse, y el candidato a intendente, Víctor Aiola.

Aiola dijo: "Esta noche vale el encuentro con el vecino, con aquel vecino que nos dio la confianza, con el que en 2015 firmamos un contrato social, el contrato que hace el político cada vez que camina la calle y mirar al vecino y pudo cumplir". 

"En estos cuatro años hemos aprendido todos los chacabuquenses que se puede gobernar de otra manera, y que la única manera de hacer política es en la calle y mirando a través del ojo de quien más lo necesita”, repitió una vez más el Intendente y continuó “Hemos aprendido que para recibir una ayuda social no se necesita pertenecer a un partido político sino simplemente tener la necesidad, y hemos aprendido que se pueden lograr cosas importantes con algo que muchos no conocían, el trabajo, el trabajo y el trabajo que me enseñó mi padre". 

El Intendente dijo frente a los asistentes “invertimos en los barrios, en todos los barrios, inclusive en los que no nos votan, porque nosotros estamos acá para hacer lo que teníamos que hacer, porque tenemos un sentido social y responsabilidad, que es gobernar con equidad, darle más a los que más lo necesitan".

También habló de las localidades, dijo que "Los vecinos de las localidades estaban cansados de que algún político de turno les prometa, pero pasaron años y vieron que esos sueños se transformaban en mentiras, les mintieron durante muchos años".

Por último, Aiola pidió redoblar esfuerzos porque "No se pueden lograr todos los sueños en cuatro años, se necesita más tiempo. Cada uno de los presentes vino por voluntad propia, nadie los subió a ninguna combi, nadie les dio un bolsín y nadie les dio cien pesos para venir, lo hicieron porque creen que el único camino para que Chacabuco esté mejor es que esta gestión siga trabajando muchos años más".

Aiola se despidió arengando, a los saltos: "El 27 vamos a estar festejando un triunfo más de este equipo de vecinos que no vino a la política para mejorar su situación, no voy a parar hasta lograr el triunfo que todos nos merecemos, voy a dejar todo, cuerpo y alma, para que Chacabuco esté mejor”.